04 de enero de 2020
04.01.2020
La Opinión de Málaga
Liga Endesa

El Unicaja barre al Obradoiro en la segunda parte (85-67)

Los de Luis Casimiro comienzan el año con victoria, se acercan al objertivo de acabar la primera vuelta entre los 8 primeros y mantienen todavía opciones remotas de ser incluso cabezas de serie en Copa

04.01.2020 | 20:07

Dicen que lo que bien empieza, bien acaba. Ojalá que sea así para el Unicaja. El conjunto verde comienza el 2020 dando una alegría a su afición, que acabó disfrutando en las gradas con el segundo tiempo realizado por los de Luis Casimiro (85-67). Tras un primer tiempo donde volvieron a sembrar dudas en su juego ante un rival, a priori, inferior y sufrieron para coger el pulso al partido y tomar la delantera, los malagueños se desataron en los segundos 20 minutos y no dieron opción alguna de victoria al Monbus Obradoiro. Tras el descanso, los de Los Guindos destrozaron a su rival, impulsados por el acierto de sus jugadores de perímetro y sumaron el primer triunfo del año, que les deja entre los ocho primeros y todavía con opciones de alcanzar la cuarta plaza en la próxima jornada, última de la primera vuelta, que decidirá los equipos que disputarán la Copa del Rey del próximo mes de febrero.

El Unicaja comenzó el 2020 con las mismas dudas que terminó el pasado año. Los de Luis Casimiro abrieron el partido con un 4-0 y a partir de ahí vieron como los gallegos tomaron el mando durante toda la primera mitad, hasta la última jugada previa al descanso, donde Jaime Fernández devolvió el mando del choque a los de verde (40-38). Las primeras ventajas fueron para los de Moncho Fernández, guiados en los minutos iniciales por un inspirado Aleix Font, que sumó 7 puntos en los primeros compases (4-10). Muy flojos en defensa los locales, que concedieron 18 puntos en los primeros cinco minutos de encuentro (11-18). La cosa no mejoraba, el Unicaja siguió a remolque y ni el parón por el tiempo muerto de TV a 2.48 del final del cuarto les espabiló (16-22). Al término del periodo inicial, siete de ventaja para Obradoiro (19-26). Empezaba a impacientarse la afición malagueña.

Darío Brizuela, que estaba en pista pese a las molestias que arrastraba en su cuádriceps derecho, y Alberto Díaz encontraron el camino al aro desde el triple (25-28). Respondía Magee (25-31). La defensa del Unicaja consiguió frenar la sangría de puntos encajados en los primeros 10 minutos de partido, pero no conseguían enlazar acciones positivas en ataque para dar la vuelta al electrónico. Desde el 4-3 del inicio del encuentro, los de Casimiro tuvieron que esperar hasta la última jugada del primer tiempo para recuperar la delantera. A 3,6 segundos del descanso, Jaime Fernández lograba un 2+1 para dejar en ventaja al Unicaja en el ecuador del choque (40-38).

Y tras el paso por vestuarios se acabó la historia del partido. El Unicaja cogió el mando del encuentro y ya no lo soltó. Adams se puso la mochila y lideró el ataque verde en el tercer periodo. Un parcial de 10-4 de salida, con ocho puntos del americano -que ya sumaba 16- estiró la ventaja local (50-42). Minutos de descanso para él, sustituido entre aplausos. Darío Brizuela y Alberto Díaz recogieron el testigo del estadounidense y elevaron la distancia por encima de los 10 puntos por primera vez en el encuentro. Se paraba el juego por tiempo muerto de TV con 60-48 a 2.38 del final del tercer periodo. Al final del cuarto, el Unicaja mandaba por 11 (62-51) y tenía muy encarrilada la victoria tras unos buenos 10 minutos.


No querían más sobresaltos los de verde y salieron al último periodo a cerrar definitivamente el partido. El 68-54 a 7.15 del final obligaba a Moncho Fernández a parar el partido. A partir de ahí, la ventaja ya no bajó de los 10 puntos en ningún momento y el triunfo verde no peligró. Los de Casimiro llegaron a mandar por 21 a poco de la conclusión y acabaron llevándose la victoria por 18 (85-67).

El triunfo deja al Unicaja con 9 victorias y 7 derrotas, todavía con opciones matemáticas de ser cabeza de serie en la Copa del Rey, aunque muy remotas. Habrá que estar muy atento al resto de resultados de la jornada para saber lo que necesita el conjunto malagueño en la última fecha de la primera vuelta para alcanzar la cuarta plaza. Lo que sí está mucho más cerca es acabarla entre los 8 mejores.

Además de empezar bien el año en la pista, también puede estar de enhorabuena el club en las gradas, que registró una de las mejores entradas de toda la temporada con 8.125 espectadores aprovechando las fechas navideñas. Que siga así.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes