24 de febrero de 2020
24.02.2020
La Opinión de Málaga
Fichajes

Día de fichajes en Los Guindos

El Unicaja anunciará a lo largo del lunes el fichaje de Marko Simonovic y podría confirmar también el de Axel Bouteille, que esta tarde-noche juega con su selección el último partido de la «ventana FIBA» ante Montenegro

24.02.2020 | 05:00
Axel Bouteille habló ayer de su fichaje por el Unicaja.

Marko Simonovic y Axel Bouteille serán en las próximas horas, oficialmente, jugadores del Unicaja. El serbio llegó a un acuerdo con el club cajista la madrugada del jueves al viernes pasado, mientras que el francés dio el sí definitivo a la dirección deportiva cajista la mañana del mismo viernes. Ahora solo falta que el club lo comunique oficialmente, algo que está previsto que ocurra a lo largo de esta lunes con Simonovic y, casi seguro, con Bouteille.

A pesar de que han pasado ya tres días desde que ambos jugadores dieron el «sí quiero» al Unicaja, el club ha sido respetuoso con los tiempos para esperar a realizar el anuncio oficial. Aunque todavía hay algunos incrédulos entre los aficionados, lo cierto es que ambas operaciones están bien cerradas y por eso en las oficinas de Los Guindos han pasado un fin de semana de máxima tranquilidad.

En el caso de Simonovic, el anuncio es ya inminente porque ayer acabó su participación con Serbia en la «ventana FIBA». El nuevo ala-pívot cajista jugó en Belgrado con su selección frente a Georgia. Los serbios perdieron de forma sorprendente 90-94. Simonovic aportó 9 puntos y 2 asistencias. El mejor del equipo balcánico fue el también cajista (cedido al Movistar Estudiantes) Aleksa Avramovic, autor de 27 puntos, un rebote y 4 asistencias.

Una vez liberado de su compromiso con el equipo nacional, el Unicaja tiene hoy vía libre para anunciar su contratación por lo que resta de temporada. El club y el entorno del jugador no han querido que este fichaje pudiera enturbiar su participación con el equipo nacional y se ha guardado la noticia oficial hasta que Simonovic acabara la «ventana FIBA». Si no hay contratiempo, hoy mismo podría viajar el jugador a Málaga para ponerse lo antes posible a las órdenes de Luis Casimiro.

El caso de Axel Bouteille tiene alguna arista más. Y es que el francés todavía tiene que jugar esta tarde-noche el último partido de esta «ventana» con Francia. Los galos reciben en La Roche-sur-Yong a Montenegro en un partido clave para ellos después de la derrota del pasado viernes 83-69 ante Alemania.

En este caso, el Unicaja tampoco ha querido ser «protagonista» en el día a día de la selección francesa y esperará a que Bouteille acabe su participación con su país para anunciar su fichaje. También es cierto que para que se haga oficial el traspaso tiene que pagar al Bilbao Basket la cláusula de salida del alero y ese paso decisivo se realizará a lo largo de este lunes.

Bouteille quiere pasar por Bilbao a recoger algunas cosas (al menos eso ha comunicado a sus ya excompañeros) antes de llegar a Málaga, por lo que se le espera como pronto para la noche del martes, salvo cambio de planes.

La llegada de Bouteille a Málaga, no obstante, es «semioficial» desde que ayer el propio jugador lo confirmó a los medios de comunicación de su país, en la víspera del partido de clasificación para la Eurocopa 2021 entre Francia y Montenegro (hoy, 18:45 horas). El jugador fue cuestionado por su próxima llegada a Málaga y Bouteille fue sincero: «Sí, pronto se hará mi fichaje con Málaga. Pero, por supuesto, por ahora, estoy enfocado con el equipo francés», dijo.

El nuevo alero verde explicó que las negociaciones han sido rápidas y sorprendentes incluso para él mismo. «La gente piensa que yo sabía que iba a ir a Málaga, pero me enteré que Unicaja y Bilbao estaban hablando sobre mí después de varios días. Cuando me lo dijeron, las dos partes ya habían hablado. Yo lo supe después. Yo dije que era una buena opción para mí. Es un paso adelante en mi carrera, me uno a un gran club. Pero no fui yo quien hizo el movimiento para decir que quería irme de Bilbao a Málaga. Con Bilbao, el objetivo era mantener la categoría, así que tal vez por tener el objetivo casi asegurado, ellos han negociado mi salida. Ahora yo estoy muy feliz de que todo sea así. Bilbao me encanta, el club, la ciudad, el entrenador ... Fue realmente el mejor momento de mi carrera», aseguró el alero galo.

Cuestionado por un periodista si le hubiera gustado acabar la temporada en el cuadro vasco, Bouteille ni se lo plantea después de lo que ha ocurrido estas últimas horas. «No lo pienso, así que es difícil responder. Me dijeron que me iba a Málaga en dos minutos y dije que sí. Por supuesto tengo la opción de irme o no, pero Bilbao estaba abierto a mi venta a Málaga porque negociaron sin que yo lo supiera. Así que aquí ha sido un poco especial para mí estos últimos días. Pero bueno, es baloncesto, así es la vida», finalizó Bouteille.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes