15 de mayo de 2020
15.05.2020
La Opinión de Málaga
Planificación 20/21

Waczynski gana peso en los planes del Unicaja 2020/2021

El alero polaco, que acaba contrato el 30 de junio, se abre hueco en el proyecto cajista para la próxima temporada

15.05.2020 | 16:35
Adam Waczynski, con la máscara con la que jugó tras fracturarse la nariz

Sin saber todavía si se podrá concluir la actual temporada, tanto en la Liga Endesa como en la Eurocup, el Unicaja trabaja ya en la planificación de la próxima campaña 2020/2021. Lo hace con la ventaja de tener amarrado un núcleo importante de jugadores con contrato en vigor, lo que tiene como parte negativa que el margen de maniobra va a ser pequeño y la necesidad de acertar en las pocas incorporaciones que haya este próximo mercado estival será clave para formar una plantilla competitiva.

Hasta nueve jugadores tienen contrato en vigor para el próximo curso. Jaime Fernández, Alberto Díaz, Darío Brizuela, Axel Bouteille, Dragan Milosavljevic, Carlos Suárez, Rubén Guerrero, Volodymyr Gerun y Deon Thompson. Además, están con contrato Avramovic (se le vincula al Estrella Roja de su país) y Francis Alonso, que empezó a entrenar esta semana en Los Guindos, tras regresar de su doble cesión al Fuenlabrada y al Liberbank Oviedo. También siguen vinculados al club los canteranos Ignacio Rosa, Morgan Stilma e Ismael Tamba.

De los jugadores que acaban contrato, uno de los que tiene más opciones de continuar es el alero polaco Adam Waczynski, que tras estar al inicio de la temporada prácticamente descartado de cara al próximo curso, tiene a día de hoy muchas más opciones de renovar en el Unicaja que de salir de Málaga este inminente verano.

La verdad es que lo de "King Kong" en Málaga es pura supervivencia. En su etapa en el club cajista ha tenido varios momentos críticos, tanto en la etapa de Joan Plaza como en la de Luis Casimiro, en los que su continuidad ha sido muy cuestionada. El pasado verano, sin ir más lejos, a pesar de tener contrato en vigor para este curso, se especuló mucho con su más que posible salida, que algunas fuentes aseguraron que no se produjo, simplemente, porque el club no quiso asumir la cláusula de penalización que figuraba en su contrato.

Al inicio de esta misma campaña también hubo muchas dudas sobre su aportación al equipo que, sin embargo, no dejó de mejorar en los meses previos a la suspensión de la temporada por la actual crisis del coronavirus, lo que le ha colocado ahora en una posición muy ventajosa para renovar su contrato en las próximas semanas.

Los rectores del club valoran, sobre todo, su implicación. También su mejora en varias facetas del juego, dejando ya de ser "solo" un especialista en el tiro de 3 puntos para convertirse en un jugador mucho más polivalente, capaz de aportar en el puesto de escolta y también en el de alero.

Waczynski parece, desde luego, el complemento perfecto para la pareja de aleros que tienen contrato en vigor para el próximo curso. Axel Bouteille es más anotador y explosivo, mientras que Dragan Milosavljevic tiene un rol más defensivo, es más un jugador de equipo, capaz de hacer muchas cosas bien sin ser un "especialista" en ninguna en concreto. Con Waczynki se añadiría un jugador muy fiable en el tiro de 3, que no necesita muchos minutos en pista para aportar cosas y que podría ser una pieza fundamental, además, los primeros meses de la próxima temporada hasta que "Gagi" vuelva a ponerse en forma, tras una temporada entera en blanco por su lesión del pasado mes de agosto cuando preparaba el Mundial con la selección de Serbia.

La presencia de tres aleros altos en el plantel verde 20/21 tampoco sería ninguna novedad. La pasada temporada 2018/2019 ya coparon esas posiciones Milosavljevic, Dani Díez y el propio Waczynski; mientras que la actual campaña todavía por concluir han jugado en eaa demarcación el propio internacional polaco, Ejim y Toupane, sustituido desde su lesión en la Copa del Rey por Boutelle.

Es cierto que el club tiene muchos frentes abiertos y que hasta que acabe la temporada no se tomarán decisiones definitivas. El panorama, de hecho, es muy confuso. En lo deportivo, por ejemplo, no se sabe si los verdes tendrán opciones o no de volver a la Euroliga (cada vez son más escasas); y en lo puramente social, está por ver si habrá aficionados en las gradas del Carpena en los primeros meses de la próxima campaña.

Toda esa incertidumbre es la que hace que el club estudie diversos escenarios posibles. La buena noticia para el alero polaco es que en la práctica totalidad de ellos "cabe" un Waczynski que, si le llega definitivamente esa oferta de la entidad de Los Guindos, será a la baja respecto a lo que "King Kong" ha cobrado estos últimos cuatro años en Málaga. Y es que el nuevo mercado postcoronavirus será muy diferente en todos los deportes, incluido un baloncesto, en el que las fichas de los jugadores deberán reducirse, al mismo tiempo que lo harán los presupuestos de todos los clubes, incluidos los "grandes" de Europa.

Después de haber pasado por ciudades de Polonia como Sopot, Gdynia o Poznan, Waczynski recaló en el Obradoiro en 2014. Tras convertirse en un gran anotador en el cuadro gallego durante dos temporadas seguidas recibió la llamada del Unicaja el verano de 2016. Desde entonces, "King Kong" Waczynski se ha convertido en uno de los iconos de la afición del Martín Carpena. Muy querido por la grada, el polaco es un activo de la entidad también por su trabajo con los chicos y chicas de Down Málaga y Proyecto Hombre, dentro del programa One Team de la Euroliga.

Hasta la fecha, "King Kong" ha disputado 215 partidos vestido con la camiseta verde (1 de Supercopa, 6 de Copa del Rey, 27 de Euroliga, 57 de Eurocup y 124 de Liga Endesa), en los que ha aportado 1.715 puntos, con unos porcentajes de acierto del 79% en tiros libres, del 51% en tiros de 2 y del 43% en lanzamientos triples, para un total de 1.497 de valoración. Su futuro parece que será en Málaga para felicidad de buena parte de la "marea verde".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Buscador de deportes