30 de septiembre de 2020
30.09.2020
La Opinión de Málaga
Competiciones Europeas

Jordi Bertomeu descarta al Unicaja para una ampliación próxima de la Euroliga

El CEO de la Euroliga afirma que "el siguiente paso será aceptar dos licencias más permanentes para el Asvel y el Bayern"

30.09.2020 | 12:43
El CEO de la Euroliga, Jordi Bertomeu, y el presidente del Unicaja, Eduardo García

Si el Unicaja quiere jugar la Euroliga con la elite del baloncesto europeo, tendrá que hacerlo ganando la presente Eurocup 20/21 que este martes arrancó para los verdes con victoria ante el Metropolitans 92 francés y después asentándose en el play off entre los 8 mejores de cada temporada de la máxima competición del baloncesto europeo. Así se desprende de las declaraciones realizadas por Jordi Bertomeu, director ejecutivo de la Euroliga, que no cuenta por ahora con el club de Los Guindos para una hipotética ampliación de licencias en la competición.

Bertomeu, preguntado a tal efecto, fue tajante en su idea para el futuro próximo en la máxima competición del baloncesto europeo: "El siguiente paso será aceptar dos licencias más permanentes para el Asvel y el Bayern". Y es que a juicio del "capo" del básket en Europa, tanto el proyecto francés como el alemán son lo suficientemente solventes en el plano financiero como para que se sumen a la privilegiada lista de equipos con licencia fija, que en el caso del baloncesto español la conforman el Real Madrid, el Barça y el Baskonia.

Lo que está descartado, según Bertomeu, es una ampliación a más equipos -además del cuadro de Villeurbanne y del de Múnich-, una puerta de la que el club de Los Guindos siempre está pendiente, pero que por ahora estará cerrada para los verdes y para el resto de clubes aspirantes de Europa los próximos años, según explicó el CEO de la competición.

Otra cuestión de actualidad y que preocupa a los clubes, Unicaja entre ellos, es la posibilidad de que tanto la Euroliga como la Eurocup tengan problemas logísticos las próximas semanas debido a cómo evolucione la pandemia por todo el continente. La opción de suspender la temporada, como ocorrió la pasada campaña, está descartada. Habrá resolución final tanto en la Euroliga como en la Eurocup y los dirigentes, con Bertomeu a la cabeza, ya trabajan en una opción B para terminar la temporada, si se complican más las cosas.

Si la suspensión de partidos o la reubicación de los mismos en ciudades neutrales comienzan a ser una tónica en el futuro (dos cuestiones que forman parte del protocolo antiCOVID que se ha preparado para esta temporada continental), Bertomeu dejó caer que la única solución en ese caso pasaría por seguir los mismos pasos que la ACB para la resolución de la pasada campaña con un torneo exprés y concentrar todos los encuentros en una sede fija, lo que ya todos conocemos como "burbuja".

"Sabemos que habrá dificultades durante la temporada y veremos cambios de última hora. Habrá partidos que se jugarán en otro país, reasignaciones de árbitros... Si las cosas empeoran y tenemos que parar, como pasó en marzo, volveríamos a nuestro plan de mayo. Todo estaba listo, el único problema era que tres o cuatro equipos no podían salir de sus países. Por eso no hubo burbuja. Pero teníamos toda la logística preparada, al igual que ahora", reconoció Bertomeu.

Está claro que la intención de todas las partes es que la temporada europea del baloncesto se adapte a la nueva normalidad y se lleve adelante. El Unicaja ya sabe a qué atenerse: si quiere vover a la Euroliga, deberá de hacerlo por méritos deportivos, ganando la Erocup. Su regreso en los despachos, vía Licencia, está, por ahora, descartado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook