El Unicaja ya está clasificado de forma oficiosa para la Copa del Rey. El Barça ha ganado al BAXI Manresa en su pabellón (76-99) y con esto le ha metido casi matemáticamente -tendría que perder frente al Baskonia por 75 o más puntos para quedarse fuera- en la cita de febrero en Madrid sin necesidad de que los de Luis Casimiro ganen este domingo. Tras una mala racha de resultados, el equipo verde ha tenido que esperar hasta la última jornada de la primera vuelta de la Fase Regular de la Liga Endesa para conseguir el billete, pero por fin ha podido dejarlo casi listo gracias al triunfo azulgrana.

El club cajista puede respirar tranquilo, no haberse metido en la Copa hubiera supuesto el primer gran batacazo de la temporada. Ahora ya no están obligados a derrotar este domingo a todo un Baskonia para estar en la Copa, pero sí deberían hacerlo para sumar una nueva victoria en ACB y recuperar sensaciones antes del inicio del Top 16.

Ahora ya se puede decir sin hacer más cábalas o pensar en resultados propios y ajenos, el Unicaja, salvo hecatombe mayúscula, estará en la Copa que se disputará, si nada lo impide, el próximo mes de febrero en Madrid. Los otros siete participantes son Real Madrid, Barça, Iberostar Tenerife, Baskonia, San Pablo Burgos, Valencia Basket y Joventut.