En un intento por recuperar sensaciones tanto en la dinámica de juego como en la confianza de los propios jugadores, Unicaja volvió a perder en el Carpena, esta vez en Eurocup, frente a Joventut de Badalona, por 86-95. La situación es complicada, pero al menos la historia da muestras de que aún hay posibilidades para creer. Y es que desde que existe el actual sistema de competición (fase de grupos, Top 16, cuartos de final, semifinal y final), solo cuatro equipos que perdieron su primer partido del Top 16 como local consiguieron después clasificarse para cuartos de final. Uno de ellos, por cierto, el Herbalife Gran Canaria 16/17 de€ ¡¡¡Luis Casimiro!!!

El equipo del técnico manchego, hace cuatro temporadas, logró rehacerse a una derrota en el estreno del Top 16 y se coló en el play off de cuartos. El conjunto canario perdió la primera jornada de la segunda fase frente a Lokomotiv ruso, que terminó como el líder del grupo, y sí que pasó a cuartos de final como segundo, tras los rusos, con un balance de 4 victorias y 2 derrotas.

A pesar de la situación crítica, al menos Luis Casimiro ya sabe lo que es perder en casa en el estreno y acabar clasificado para cuartos. Además, tanto el aficionado malagueño como el equipo guardan muy buen recuerdo de esa temporada en la que se consiguió el título de Eurocup. Unicaja venció su primer partido de esta fase frente a Alba Berlín, pero se clasificó con un ajustado resultado de 3 victorias y 3 derrotas. Con desventaja de campo, el equipo de Joan Plaza eliminó al Bayern alemán, al citado Lokomotiv y al Valencia Basket, en la finalísima.

Hay otros 3 equipos, de los 32 que han jugado cuartos de final con el actual sistema de competición que también empezaron con derrota el Top 16 y acabaron jugando el play off. Otro espejo en el debe mirarse el conjunto malagueño es su próximo rival en esta competición: AS Monaco. El equipo del Principado perdió su primer partido del Top 16 de la pasada temporada en casa frente a Galatasaray (73-85) y se clasificó como líder de su grupo con un resultado favorable de 4 victorias y 2 derrotas, en una atípica Eurocup que se tuvo que suspender antes de disputar los cuartos de final por Covid-19. En este pasado año, Unicaja también comenzó perdiendo su primer encuentro del Top 16, aunque fuera de casa, contra Tofas Bursa (84-82) y logró la clasificación siendo líder de grupo (4 victorias y 2 derrotas).

Otro ejemplo a seguir es Lokomotiv Kuban Krasnodar en la temporada 2018-2019. No consiguió ganar su primer partido en casa en la liguilla de dieciseisavos que le enfrentaba ante el LDLC ASVELVilleurbanne (65-67) y también consiguió el pase que le certificaba como equipo de cuartos de final, al ser segundo de su grupo. El cuarto equipo del que Unicaja puede aprender es Buducnost VOLI Pogdorica que, aun empezando el Top 16 de la temporada 2017-2018 con una derrota en su cancha frente al propio Lokomotiv por 62-68, también obtuvo ese pase que le concedía el acceso a la próxima ronda.

La realidad ea la que se enfrenta ahora el Unicaja es complicada, pero no hay nada imposible. Sólo 11 equipos de los 32 que han pasado en los últimos cuatro años al Top 16, han conseguido clasificarse para cuartos de final tras perder su primer partido. Sin embargo, solo 4 de ellos lo hicieron sin conseguir esa primera victoria en casa y a uno de ellos lo entrenaba Luis Casimiro. Es difícil, pero quedan 5 partidos que serán finales y el ejemplo a seguir para conseguirlo lo tiene el Unicaja en su propio banquillo.