Luis Casimiro, ya exentrenador de Unicaja y sustituido por Fotis Katsikaris, se marcha del equipo dejando un sabor agridulce tras perder 9 de los últimos 10 partidos, habiendo entrado en la Copa del Rey por los pelos y dejando al equipo noveno, fuera de la zona de play off por el título. El técnico ha acabado con malos resultados, pero los datos globales demuestran que su paso por Málaga no ha sido tan malo como la dinámica actual hace indicar.

El manchego llegó al Unicaja en el verano de 2018, ese mismo año en el que no se pudo lograr un acuerdo para que Fotis Katsikaris ocupara el puesto en el banquillo verde. Los datos del porcentaje de victorias en todos los partidos reflejan que fue su mejor campaña en el conjunto cajista al ganar el 59,65% de los encuentros que disputó, 34 de 57 en total, por lo que perdió solo 23.

El puesto en la clasificación de la Liga Endesa, quinto clasificado, también refleja las buenas sensaciones en su primera temporada, pues consiguió acabar la campaña con un balance de 21 victorias y 13 derrotas, solo por detrás de Madrid, Barça, Baskonia y Valencia. Aunque los frutos del esfuerzo no se vieron reflejados en un play off en el que se perdió ante el Valencia Basket con un resultado de 2-1. Con estos buenos datos, también se accedió a los cuartos de final de Copa del Rey, pero no se pasó de cuartos de final al caer contra Iberostar Tenerife.

Luis Casimiro La Opinión

De las 22 victorias que se consiguieron en la temporada regular y en play off, 16 fueron en el Martín Carpena y 6 lejos de él, lo que muestra la clara importancia que tiene la afición siempre en los resultados y que desde el pasado mes de febrero se ha perdido. En cuanto a las 15 derrotas, solo se perdieron 2 encuentros en el Palacio de los Deportes en Liga y otro en play off, mientras que el resto se produjeron fuera de casa.

Las expectativas en Eurocup eran muy altas porque el equipo venía de ganar el trofeo dos temporadas antes. Los resultados acompañaron porque se pasó la fase de grupos con un balance de 8-2 y del Top 16 con 3 victorias y 3 derrotas, siendo segundos de grupo por detrás del Valencia Basket. Sin embargo, Alba Berlín venció en cuartos de final al equipo malagueño por 2-1.

La siguiente temporada, 19/20, estuvo marcada por la pandemia y las ligas nacionales y europeas se vieron castigadas por el Covid-19, por lo que algunas de ellas se suspendieron, como es el caso de Euroliga y Eurocup, y otras continuaron meses más tarde y con modificaciones, como ocurrió con la Liga Endesa y la “burbuja” de Valencia.

No fue una mala temporada a nivel global para Luis Casimiro y para el Unicaja, que volvió a jugar una final, la de la Copa del Rey de Málaga 2020. Solo se pudieron disputar 23 partidos en ACB y el Unicaja ganó 12 partidos y perdió 11. Aunque la clasificación copera se obtuvo por ser el equipo anfitrión y no por estar entre los siete mejores mejores, al final de la primera vuelta, el subcampeonato fue una gran noticia y la mejor aportación de Casimiro en esta etapa como entrenador verde.

El papel que jugó el equipo en Eurocup fue intachable. En la fase regular se lograron 7 victorias y 3 derrotas para acabar campeón de grupo, mientras que en el Top 16 el Unicaja ganó 4 partidos y perdió 2, lo que le dio el pase a cuartos también como campeón de grupo. Lástima que la situación sanitaria no dejó terminar la competición cuando los verdes iban a jugar los cuartos de final frente al Venecia, con ventaja de campo.

La travesía en el banquillo malagueño ha finalizado para el técnico manchego en esta temporada 20/21. Los resultados, las sensaciones en el juego y el porcentaje de victorias han ido a peor. Tal es la situación que en los 19 partidos que ha jugado el equipo malagueño en Liga Endesa, solo se han ganado 9, el 47,4%, siendo este el peor porcentaje de victorias en los últimos cinco años de la larga carrera de Luis Casimiro y, por lo tanto, de su paso por Málaga, dejando al equipo en el noveno puesto en la hora de su adiós.

El Unicaja ha destituido al ya exentrenador del equipo que se marcha con 135 partidos disputados y un 57,78% de victorias en las dos temporadas y media. El porcentaje es inferior si se atiende a los encuentros de la Liga Endesa donde ha vencido en algo más de la mitad de lo que ha jugado, 46 de 84. No obstante, los datos generales de victorias en Europa son mejores porque incluso superan el 60% al haber vencido en 30 de los 47 partidos. La evolución ha ido claramente a peor, tal y como se puede comprobar en los datos, y esto ha obligado que el equipo se haya visto forzado a buscarle un sustituto que mejore el puesto en Liga y su clasificación en Eurocup.