El Unicaja no podrá contar con Gal Mekel, como pronto, hasta finales del mes de abril. El base israelí, que se encontraba en plena recuperación de una fractura en la mano, estuvo afectado semanas atrás por el coronavirus y la molesta enfermedad le ha provocado una complicación que le obliga a tomar un tratamiento médico que le impedirá hacer esfuerzos físicos durante un plazo de tres meses.

La infección de la COVID-19 le ha provocado a Mekel un tromboembolismo pulmonar que requiere de tratamiento para ser resuelto. Durante los próximos tres meses, el base cajista deberá someterse a ese tratamiento que le impedirá realizar los esfuerzos que requieren un deporte como el baloncesto.

Así lo explica el propio jugador: "Por desgracia me voy a perder un poco más de tiempo esta temporada. He tenido mala suerte, primero con la mano, después con el Coronavirus y por desgracia ahora he tenido algunas complicaciones con un coágulo sanguíneo en mi pulmón, a consecuencia del propio coronavirus. Me siento bien ahora, recuperándome y empezando a trabajar un poco pero este problema necesita un tratamiento durante varios meses para que el coágulo desaparezca y me pueda recuperar completamente. El objetivo que tengo con esperanza es volver a ayudar al equipo en la ultima parte de la temporada. Me siento realmente mal, triste y decepcionado por no haber podido ayudar al equipo, especialmente en este ultimo periodo duro que hemos pasado, pero por otro lado contento de haber superado esta situación que podría haber sido mucho peor. Lo más importante es que me siento mejor, y poco a poco empiezo a sentirme yo mismo y deseando volver a las canchas con la camiseta del Unicaja para asegurarnos de acabar esta temporada fuertes". 

Con esto, Fotis Katsikaris se queda con Alberto Díaz y Frankie Ferrari como únicos bases puros de la plantilla durante un largo periodo de tiempo. El estadounidense lleva dos partidos sin tener participación, el último de la era Casimiro y el primero de la etapa del griego al frente del banquillo. Si esta situación continúa así, será Jaime Fernández el que tenga que tomar más responsabilidad en el puesto de base.