Fotis Katsikaris dio su versión en sala de prensa de lo ocurrido en el Carpena, en una nueva derrota del Unicaja, en este caso especialmente dolorosa porque significa ´que el equipo se queda sin opciones de seguir adelante en la competición continental, aunque todavía queden tres jornadas más de la liguilla.

"El Nanterre es un buen equipo. Han salido muy fuertes y agresivos, luego defendimos mejor y tuvimos acierto. Estuvimos siete puntos arriba y el problema es que no jugamos inteligente en ese momento, con esa diferencia. Les dejamos meterse. El tercer cuarto fue desastroso. No defendimos el uno contra uno y en situaciones de ayudas sin sentido. Los jugadores quieren, pero nos hemos equivocado. En ataque tuvimos catorce pérdidas en la segunda parte. Hay que defender mejor, me da igual si el rival tiene físico. No me importa. No hay otra solución. Mi función es levantar el ánimo, pero el jugador debe dar lo que el equipo necesita y quitarse lo malo que tiene en la cabeza", aseguró el griego.

Tras la derrota y el banquillazo a Gerun, el debate sobre si hay que reforzar al equipo llegó a la misma sala de prensa del Carpena. "La verdad es que tenemos que recuperar a mucha gente. Sabemos que el baloncesto es para grandes, pero todas las decisiones las toman los pequeños. El tema de Gerun es una decisión técnica. Lo que pase en el futuro, ya veremos. ¿Necesitamos un refuerzo en esa posición? Puede que sí", reconoció el de Níkea.

«Se lo he dicho a ellos. Es un grupo inteligente. Entiende bien el baloncesto. Hay que tomar decisiones en menos de un segundo. Sé que el equipo lo puede hacer, pero no tenemos tiempo. Es mi responsabilidad. Tenemos que resolverlo porque son situaciones críticas. Son varios partidos en los que no se gestionaron bien esas ventajas. Si pierdes balones, eso pesa mucho porque pierdes velocidad, comunicación y concentración", analizó Katsikaris sobre lo visto durante los 40 minutos ante el Nanterre.

Al entrenador se le cuestionó también por los pocos minutos de Francis Alonso: «Como empezó la temporada fue espectacular. No hay un jugador que tenga el mismo rendimiento de septiembre a mayo. Puede pasar que no está fino, es un excelente tirador. No es un castigo, lo contrario. Me gusta y siempre tuve tiradores en mis equipos. Tenemos que ayudarlo de forma inteligente, para que se quite la autopresión. No quiero que la gente lo tome a mal. A veces protegerlo es bueno. Quiero que recupere el ánimo y la alegría. Sabe que no está fino y piensa que no va a meter. No era el máximo anotador del equipo en la Eurocup por casualidad", finalizó.0:06 28/01/2021