No es una decisión definitiva... o quizás sí. Con el Unicaja nunca se sabe. El caso es que por ahora no habrá fichaje. Es verdad que el club cajista rastrea el mercado para incorporar un pívot que refuerce su plantilla. Los últimos días así se ha hecho con insistencia. Volodymyr Gerun sigue en la puerta de salida y desde las oficinas de Los Guindos se ha buscado intensamente una incorporación que mejore las prestaciones ofrecidas hasta la fecha por el juego interior cajista. Pero no se dan las circunstancias que el club quiere para acometer la operación y el consejo de administración descartó a última hora de este lunes realizar "un gasto extra". Un mensaje distinto al de días anteriores.

Este mismo lunes saltó a la palestra el nombre de Greg Monroe como posible fichaje, apuntado por Eurohoops y confirmado por este medio. Una muy buena opción. Pero la situación se ha complicado, con Monroe o con cualquier otro, ante la falta de dinero en las arcas cajistas, una vez que la salida de Gerun sigue enquistada.

Según el periodista Alex Madrid, el Unicaja le trasladó incluso una oferta al pívot estadounidense, a la espera de solucionar el tema con el pívot ucraniano. El norteamericano se desvinculó en el mes de enero del Khimki ruso y ahora se encuentra libre, con la peculiaridad de que ya no podrá jugar Euroliga esta temporada con otro conjunto, lo que podría hacer viable su llegada a Málaga... siempre que llegara el ok definitivo desde el consejo. Monroe es un pívot físico con experiencia en NBA y Euroliga cumple con los requisitos que busca la entidad malagueña en el refuerzo para la pintura. El interior estadounidense de 2,11 de altura y 30 años ha pasado por equipo como Detroit Pistons, Milwaukee Bucks, Phoenix Suns, Boston Celtics, Philadelphia Sixers y en Europa Bayern Munich y Khimki Moscú hasta este mes de enero.

Las últimas horas han sido contradictorias en Los Guindos. Hay que recordar que este martes a las 18 horas acaba el plazo para incorporar jugadores en la Eurocup. Aunque el Unicaja está virtualmente eliminado, parecía una medida inteligente tener el refuerzo antes de esa hora para que pudiera coger minutos y ritmo de juego en las jornadas que restan del Top 16.

Es evidente, además, que el Unicaja necesita un golpe de efecto después de su mala segunda fase continental y de estar actualmente fuera de las 8 primeras plazas de la clasificación en la Liga Endesa. Tampoco hay que olvidar que el viernes 12, el equipo de Katsikaris tiene otra cita clave de la temporada con el partido de cuartos de final de la Copa del Rey frente al Barça en la cita copera del WiZink Center.

Pero la cuestión vuelve ahora a la casilla de salida. El club prioriza la salida de Gerun antes de la entrada de un nuevo fichaje. Son 15 jugadores en la plantilla contando a Frankie Ferrari, el último en llegar para suplir la baja de Gal Mekel. Katsikaris ha dejado claro en sus comparecencias de prensa que el equipo está "cojo" en el juego interior. Que sería bueno un refuerzo en la pintura. Gerun pone pegas para irse. Tiene contrato esta temporada y opción a una más. Solo se quiere mover si es a otro equipo de la ACB y sin perder dinero. Una situación que parece imposible de resolver ahora mismo.

La dirección deportiva del club sigue trabajando a la espera de que el panorama mejore. Otro de los nombres que han sonado en las últimas horas como posible llegada al club verde es el de Devin Booker, según avanzó este lunes el medio digital Encestando. Booker se encuentra en una situación similar a la de Monroe después de los impagos sufridos en el Khimki Moscú, colista de la Euroliga. Es solo un nombre más de los muchos que están en la agenda de Manolo Rubia. Veremos qué pasa en las próximas horas y en los próximos días.