Fotis katsikaris estaba eufórico en la rueda de prensa, tras ganar el unicaja 68-85 en la pista del Urbas Fuenlabrada. El griego hizo la siguiente lectura de los 40 minutos jugados en el Pabellón Fernando Martín: "Salimos con muy buena concentración. Muy atentos en defensa y en cerrar los rebotes. En ataque, aunque hemos fallado bastantes tiros abiertos jugando bien y moviendo bien el balón, me ha gustado mucho la concentración del equipo. Una de las claves era controlar su transición y su contraataque porque son muy buenos ahí y suman muchos puntos. En el segundo cuarto fue normal su reacción, pero no perdimos nuestra concentración y aguantamos con una buena diferencia al descanso. En la segunda parte creo que el equipo ha estado muy bien, buena defensa, buena comunicación... Hemos dado un paso adelante, que además lo necesitánbamos para llevarnos una victoria que necesitábamos", dijo.

El técnico heleno se felicitó porque esta vez el equipo no se desconectó en ningún momento: "El equipo ha estado tranquilo cuando el rival nos apretó más en el segundo cuarto y eso nos lo ha dado la defensa. Estamos trabajando para que en esos momentos que el equipo no está fino en ataque o tiene errores en defensa, sigamos concentrados para volver al partido. Hoy estoy muy satisfecho por esta cosa", afirmó.

Katsikaris entiende que el triunfo será anímicamente muy importante para sus jugadores. "El equipo necesitaba volver a ganar y creo que va a ayudar a algunos jugadores que estaban un poquito más afectados por esta situación. Me estaba quejando mucho de que gestionábamos mal los últimos 2-3 minutos de los partidos. Hoy hemos dado un paso adelante en esto y estoy muy contento. De cara a la Copa es un triunfo importante para tener otro ánimo para trabajar desde el lunes. Vamos a trabajar con otro estado anímico. Esto nos puede ayudar e incluso ver las cosas con más tranquilidad para mejorar".

Sorprendió ver a Suárez jugar de alero alto, una posición ya olvidada en Málaga. "Hemos ajustado un poquito. Suárez tiene mucha experiencia para jugar de alero, para defender y ayudar en el rebote porque ha jugado muchos años en esa posición. Sabemos que es un jugador experto, inteligente y que entiene muy bien el baloncesto. Este esquema táctico nos ha ayudado mucho", explicó Katsikaris.

El nuevo técnico logró, en su quinto partido en el banquillo verde, su primera victoria: "Les dije a mis jugadores que la peor racha que tenía con todos los equipos que he trabajado eran cuatro derrotas seguidas. Entonces, han hecho un buen trabajo para no superar este récord negativo personal. Estoy muy feliz y a partir de este lunes nos centramos ya en la Copa", finalizó.