Malcolm Thomas ya está en Málaga. El nuevo jugador cajista llegó al mediodía de este martes a la Costa del Sol y, salvo problema no deseado, se incorporará este miércoles al trabajo con el resto de la plantilla verde en el entrenamiento que Fotis Katsikaris ha planificado en el Martín Carpena, desde las 11:30 de la mañana.

Malcolm Thomas, en el aeropuerto. Unicajab/Fotopress

El primer día del nuevo pívot cajista fue muy intenso. Thomas, en compañía de su pareja, aterrizó en el aeropuerto Pablo Ruiz Picasso sobre las 12 del mediodía, procedente de Estados Unidos. Desde allí se dirigió directamente al Hospital Quirón, previo paso por el Martín Carpena, donde recogió el vehículo que utilizará en estos próximos meses en los que ejercerá como jugador cajista.

El nuevo pívot verde se sometió en la Quirón al reconocimiento médico habitual en estos casos, con pruebas analíticas y test de esfuerzo. También se le realizó una PCR para confirmar que todo está en orden con el coronavirus, aunque el propio Thomas traía uno reciente, hecho este pasado fin de semana en su país, previo a su viaje.

El jugador, en el Hospital Quirón. Unicajab/Fotopress

Tras pasar las pruebas médicas, Thomas regresó al Carpena donde le esperaban el doctor José Nogales, médico del club, para completar los exámenes con otra exploración complementaria a los tests realizados previamente en el Hospital Quirón.

Ya por la tarde, tras pasar unas pocas horas por la que será su casa en Málaga, Thomas se dirigió de nuevo al Palacio de los Deportes para hacer un poco de trabajo físico individual, coincidiendo allí con el propio Katsikaris y algunos jugadores que acudieron a una sesión de trabajo voluntaria. El nuevo pívot cajista lleva desde el pasado mes de diciembre sin jugar un partido oficial y Thomas quiere ponerse a tope lo antes posible.

Malcolm Thomas participó en una sesión de trabajo voluntaria.

Esta mañana del miércoles, con todos los internacionales ya de vuelta en Málaga tras la reciente Ventana FIBA, Thomas se incorporará al trabajo grupal de un Unicaja que tiene por delante tres días para preparar el choque liguero del próximo sábado en el Palacio de los Deportes frente al Movistar Estudiantes.

Thomas es el jugador que Katsikaris ha elegido, dentro de lo que ofrecía el mercado, para reforzar el juego interior verde, que desde principio de temporada ha estado en el centro de la diana de todas las críticas. Thomas es un jugador de corte más defensivo que ofensivo, del que se espera que aporte intimidación debajo del aro y rebote, dos cuestiones que se han echado en falta durante todo el curso.

La principal duda es saber si el jugador estadounidense está físicamente en condiciones para aportar desde ya al Unicaja. Son casi tres meses los que lleva Malcolm Thomas fuera de las pistas, después de salir del Bayern de Múnich alemán. Es inevitable pensar que Thomas necesitará algo de tiempo para ponerse físicamente a tope, el caso es saber cuánto.

Por otro lado, en las próximas horas se espera que Volodymyr Gerun y el Unicaja acuerden la resolución definitiva del contrato del pívot ucraniano con el club de Los Guindos. Gerun pretende terminar la temporada en otro equipo de la Liga Endesa. El próximo domingo es la fecha límite para el intercambio de jugadores entre dos clubes de la ACB, por lo que los últimos días se han intensificado las conversaciones entre su agencia de representación y varios clubes de la Liga Endesa con el objetivo de que el acuerdo se pueda cerrar a tiempo y todas las partes puedan salir beneficiadas.