Darío Brizuela, que este sábado tuvo que retirarse de la cancha en pleno partido contra el Movistar Estudiantes por unas molestias en el tobillo izquierdo, fue sometido esta mañana dominical a una resonancia magnética en Hospital QuirónSalud Málaga que descartó, por fortuna, cualquier lesión grave.

El escolta donostiarra sufrió durante el segundo cuarto del partido de Liga del sábado unas molestias en su tobillo izquierdo que le impidieron volver a jugar tras el intermedio. Tras las pruebas médicas se ha decidido que permanezca de descanso en los próximos días y su incorporación al equipo irá en función de la evolución de su dolencia.

Hay que recordar que hasta el sábado 13 de marzo, el Unicaja no vuelve a jugar un partido de Liga Endesa (el del próximo fin de semana frente al Barça en el Palau Blaugrana está aplazado), por lo que los dos próximos choques oficiales de los verdes, contra el Joventut y ante el AS Monaco, este próximo martes 2 y el martes 9, respectivamente, son las dos últimas jornadas del ya intrascendente Top 16 europeo de la Eurocup para los verdes.