El Unicaja visita el Olimpic de Badalona sin nada en juego. El conjunto malagueño ya está eliminado de la Eurocup tras haber hecho una primera parte de Top 16 desastrosa, con cuatro derrotas en otros tantos partidos, y ahora deberá disputar las dos jornadas que le quedan para concluir su participación europea con el único objetivo de salvar el honor y seguir dando pasos adelantes con Fotis Katsikaris en el banquillo. Este encuentro de hoy frente al Joventut y el de la próxima semana ante al AS Monaco en el Martín Carpena pueden entenderse como un «castigo» para una plantilla que ya se sabe apeada de la competición, pero también pueden usarse para hacer probaturas y seguir mejorando aspectos a nivel individual y colectivo.

El partido no tiene importancia alguna a nivel clasificatorio para el Unicaja. Sin embargo, Fotis Katsikaris no quiere un ápice de relajación en sus jugadores. En el poco tiempo que lleva el griego en el banquillo ya se han visto claras mejorías en algunas facetas del juego y estos dos encuentros deben servir para seguir en esa línea, como «entrenamiento» para los partidos de Liga Endesa que vienen por delante, donde el equipo de Los Guindos sí tendrá el objetivo deportivo de meterse en el play off por el título.

El equipo verde viaja hasta Badalona en cuadro. A las bajas ya conocidas de Carlos Suárez y Gal Mekel se unen las de Darío Brizuela y Alberto Díaz. El base y el escolta sufren molestias musculares y se ha preferido que se queden en Málaga recuperándose para estar al 100% cuanto antes. Arriesgar en una cita intrascendente sería absurdo.

Además, el recién llegado Malcolm Thomas, que dejó muy buenas sensaciones en su debut frente al Estudiantes el pasado sábado tampoco podrá estar presente ni hoy ni el próximo martes ante el AS Monaco por las normas de competición. En total, cinco ausencias que han provocado que Pablo Sánchez y el júnior Rafa Santos se desplacen para echar una mano al equipo en el Olimpic. El propio Fotis Katsikaris ya anunció ayer que tendrán minutos.

Los que sí tienen algo por lo que pelear son los de Carles Durán. La Penya está luchando con AS Monaco y Nanterre 92 por avanzar hacia el Top 8 del torneo, algo que podrían lograr de forma matemática si ganan al Unicaja y el cuadro monegasco hace lo propio con el Nanterre 92. Si no, se lo tendrían que jugar en la última fecha.

A partir de las 20.45, Joventut y Unicaja se miden en el Olimpic de Badalona. Habrá que comprobar si esa necesidad de victoria de los de Carles Durán se nota sobre el parqué o si los malagueños, sin presión alguna, salen «con mucha energía, con las ideas claras en ataque», como pidió Katsikaris en la previa, para intentar estrenar su casillero de triunfos en este Top 16 de la Eurocup. Aunque ya no valga para nada más que la honra.