El Unicaja recibe en el Martín Carpena la visita de una de revelaciones de esta temporada en la Liga Endesa, un San Pablo Burgos que llega muy mermado por el brote de coronavirus que le ha afectado en las últimas dos semanas. El conjunto malagueño se mide al sexto clasificado de la ACB pero este contratiempo que ha sufrido el equipo de Joan Peñarroya debe jugar a favor de los de verde y ayudarles a sumar una nueva victoria que le confirme en la octava plaza de la clasificación y le acerque a sus predecesores en la tabla.

Al cuadro dirigido por Fotis Katsikaris le quedan 10 encuentros de la Fase Regular para lograr el objetivo que le queda esta campaña, clasificarse para disputar las eliminatorias por el título. En estos momentos, el Unicaja es octavo, con 13 victorias y las mismas derrotas, un triunfo por encima del MoraBanc Andorra, noveno con 12-13 y un partido menos jugado, y del BAXI Manresa, décimo con un balance de 12-14. Tras ganar en la cancha del Obradoiro con una canasta de Darío Brizuela sobre la bocina, el conjunto verde busca su tercera victoria consecutiva, quinta en las últimas seis jornadas, para asegurarse seguir una semana más entre las plazas que dan derecho a jugar el play off. Y además poder acercarse al Joventut, séptimo con 15-10, y al propio conjunto burgalés, sexto en estos momentos con 16-7 después de llevar dos semanas sin poder competir en la competición doméstica.

El San Pablo Burgos volvió a la competición oficial este pasado miércoles en Riga en un encuentro de la Basketball Champions League. Y lo tuvo que hacer con solo siete jugadores profesionales. Kravic, Horton, Benite, Miquel Salvó y Omar Cook son los jugadores que se han visto afectados por el brote de la COVID-19 que afecta a su plantilla. Salvó y Cook seguirán siendo baja, pero los otros tres vuelven al equipo, aunque con pocos días de trabajo tras superar la enfermedad, para el partido de hoy en el Martín Carpena.

El conjunto malagueño, por su parte, recupera para el encuentro a Carlos Suárez. El capitán ya ha dejado atrás la lesión muscular que sufrió en el partido de Copa del Rey frente al Barça y desde el martes ya trabaja con el resto del plantel para intentar estar en las mejores condiciones de cara a este importante encuentro ante el San Pablo Burgos. Con la recuperación del madrileño, Katsikaris tiene disponibles a sus 13 jugadores, por lo que tendrá que hacer un descarte. El elegido para quedarse fuera no se conocerá hasta horas antes del partido, pero todos los focos apuntan a Rubén Guerrero. El pívot marbellí ha perdido peso en la rotación en las últimas semanas y todo apunta a que hoy no se vestirá de corto.

El Unicaja debe dar otro paso adelante. La disputa por la octava plaza con Manresa y Andorra está muy ajustada y la victoria es imprescindible para conservar ese puesto otra semana. Llega al Martín Carpena el peligroso aunque mermado Burgos. Prohibido fallar.