Entrenador

Katsikaris manda un mensaje a su plantilla tras la peor defensa de la temporada

El técnico del Unicaja avisa tras encajar por primera vez más de 100 puntos en un partido sin prórroga: «Quiero ver qué jugadores quieren ayudar al equipo en todas las facetas, no solo en ataque»,

Tiempo muerto del Unicaja en su partido ante el San Pablo Burgos

Tiempo muerto del Unicaja en su partido ante el San Pablo Burgos / ACBMedia

Emilio Fernández

Emilio Fernández

Fotis Katsikaris se mostró muy enfadado en la rueda de prensa posterior al partido del sábado pasado ante el San Pablo Burgos. La derrota y, sobre todo, los 103 puntos encajados, molestaron al entrenador griego, que no se mordió la lengua y aseguró tras el partido: «Nuestra defensa los 40 minutos ha sido un desastre. ¡Un desastre! Terrible cómo hemos defendido el balón, las situaciones de bloqueo directo, las ayudas... El uso de faltas que no las hicimos cuándo había que hacerlas. Es nuestro peor partido defensivamente desde que estoy aquí», dijo Katsikaris.

En realidad, fue el peor partido del Unicaja en defensa en toda la temporada, incluyendo la actual etapa del griego y también la anterior de Luis Casimiro. Los verdes han tenido muchos problemas atrás durante todo el curso, la debilidad defensiva ha sido un lastre para este Unicaja 2020/2021 desde la misma pretemporada, pero es cierto que hasta este pasado fin de semana solo habían encajado más de 100 puntos en dos ocasiones, aunque en ambos casos en partidos que se decidieron tras una prórroga. El Coosur Real Betis ganó 111-114 en Liga en el Carpena, el pasado 29 de diciembre, todavía con Casimiro sentado en el banquillo verde, y el Barça también anotó más de un centenar de puntos ante el Unicaja en el duelo de cuartos de final de la pasada Copa del Rey de Madrid, en un partido que los verdes cedieron en el tiempo extra por 103-93.

El mal partido en defensa contra el San Pablo Burgos es un evidente paso atrás de un equipo que en las últimas semanas había mejorado bastante en sus prestaciones defensivas. Tras recibir en torno a 90 puntos de media los últimos partidos de la etapa de Luis Casimiro, con Katsikaris esa cifra había rebajado considerablemente. De hecho, antes de el partido contra el Burgos, el Unicaja de Katsikaris llevaban una media de 82.1 puntos encajados en los 12 partidos que el técnico griego había dirigido hasta la fecha.

Katsikaris lanzó un mensaje en la rueda de prensa que no deja de ser una amenaza velada para sus jugadores: «Somos un equipo con 13 jugadores y quiero ver qué jugadores quieren ayudar al equipo en todas las tareas, no solo en ataque, también en defensa y en rebote. Tenemos que dar muchos pasos adelante en defensa».

Hay que recordar que con la recuperación física de Carlos Suárez, Katsikaris cuenta con 13 jugadores a su disposición, por lo que en cada partido deberá hacer un descarte y parece que el griego tiene claro que el que no esté dispuesto a sacrificarse atrás, no tendrá minutos.

Algunos mensajes

Llamó la atención que durante el último cuarto del partido frente al San Pablo Burgos no jugaron ni un solo segundo Axel Bouteille, Deon Thompson y Malcolm Thomas. Fue especialmente llamativo lo de los dos jugadores interiores, que son la pareja habitualmente titular del equipo, pero que tuvieron un «banquillazo» después de firmar un malísimo partido.

Katsikaris no dio nombres de jugadores en su comparecencia con la prensa, pero es evidente que ofreció con su rotación en ese último cuarto algunas pistas de con quién está más contento y con quién más enfadado.

De momento, la plantilla verde tiene ahora un par de semanas de margen para trabajar y mejorar. El próximo fin de semana, el Unicaja tiene jornada de descanso en la Liga Endesa y no volverá a competir hasta el sábado 10 de abril, cuando el MoraBanc Andorra visite el Martín Carpena, en un partido que tiene pinta de que será clave para la lucha por la octava plaza de la clasificación. Veremos a ver ese día quién ha convencido a Fotis Katsikaris y quién no. Los minutos parece que se van a poner muy caros a partir de ahora y Katsikaris quiere tener a todos su jugadores on fire para la última parte de la temporada, ojalá que con play offs incluidos.