El Unicaja de Fotis Katsikaris prepara desde ayer su partido liguero de este jueves ante el Retabet Bilbao Basket, correspondiente a la jornada 31 de la Liga Endesa, que se jugará en el Palacio Martín Carpena, a partir de las 21.15 horas.

Los verdes regresarán a la competición después de la friolera de 19 días sin partido oficial, al acumular dos fines de semana seguidos sin jugar, uno por tener jornada de descanso y este último sábado por el aplazamiento del choque frente al MoraBanc Andorra, por varios casos de coronavirus aparecidos en la plantilla y el cuerpo técnico del cuadro del Principado. O sea, que desde la derrota casera ante el San Pablo Burgos, por 93-101, del sábado 27 de marzo, los de Los Guindos están de «vacaciones» competitivas.

Ese partido correspondiente a la jornada 30 de la Liga Endesa contra el Andorra no tiene todavía fecha oficial ya que habrá que esperar a la cuarentena que tiene que pasar toda la plantilla del MoraBanc en estos próximos 10 días y a que los tests posteriores salgan negativos para que el equipo de Ibon Navarro pueda regresar a los entrenamientos, primero, y a la competición, después.

No será fácil encajar el Unicaja-MoraBanc en el calendario ya que ayer mismo se conoció que los partidos MoraBanc Andorra-Urbas Fuenlabrada, programado para mañana miércoles 14 de abril a las 18.30 y correspondiente a la jornada 31 de la Liga Endesa, y UCAM Murcia CB-MoraBanc Andorra, del próximo domingo 18 a las 12.30 y de la jornada 32, han sido aplazados también ante la situación de casos positivos por COVID-19 de los andorranos.

El Valencia regresa a la Eurocup con el Unicaja

No hubo milagro en San Petersburgo para el Valencia Basket. El equipo entrenado por Jaume Ponsarnau necesitaba que el Panathinaikos (sin nada en juego) ganara ayer en su visita al Zenit ruso para terminar la Fase Regular de la Euroliga entre los 8 mejores, pero el equipo de Xavi Pascual no dio opción a los griegos, ganó 112-83 y deja al Valencia fuera del play off y también sin plaza para la Euroliga 2021/2022, un sitio que ocupará el subcampeón de la presente Eurocup: el AS Monaco, además del ganador de la semifinal que se decide mañana en Bolonia entre la Virtus y el Unics Kazán ruso.

De esta manera, el equipo taronja regresará la próxima temporada a la Eurocup, competición en la que será uno de los máximos favoritos, en la que buscará plaza para regresar el siguiente curso a la máxima competición del baloncesto europeo y en la que se reencontrará con el Unicaja, que este curso ha sido incapaz de pasar de la segunda fase.

Una vez que concluya la temporada continental, tanto en la Euroliga como en la Eurocup, se conocerá la lista definitiva de equipos que juegan ambas competiciones, pero es «casi» segura la presencia del Unicaja en la Eurocup 21/22, ya sea por vía deportiva o por una wild card (invitación).

Parece complicado que se pueda recuperar el partido en el Carpena ante los del Principado antes de que arranque el próximo mes de mayo, porque hay una jornada más intersemanal en abril, además de la de esta semana, y porque según se apunta desde la ACB el choque contra el Fuenlabrada se jugará antes que el del Martín Carpena.

Los verdes jugarán este jueves frente al Retabet Bilbao Basket después de más de dos semanas sin partido oficial, pero todavía asentados en la octava plaza de la clasificación por los «errores» de sus rivales en la lucha por la zona del play off, principalmente del Baxi Manresa, que iguala en la tabla a los verdes, con 13 victorias, pero que ha jugado dos partidos más que los chicos de Katsikaris.

Será el primer partido de una semana intensa para los cajistas, que el domingo deberán visitar la pista del Lenovo Tenerife, en una nueva jornada de la Liga Endesa. Cosas del calendario y de los imponderables del COVID, pero después de 19 días sin partido oficial, habrá dos partidos en menos de 72 horas, con viaje incluido a Tenerife.