Fotis Katsikaris, técnico del Unicaja, compareció feliz en la sala de prensa, tras el triunfo de los verdes. "Fue una victoria muy trabajada en un partido súper complicado después de tanto tiempo sin competir y frente a un equipo que está luchando por mantenerse. Ellos salieron al partido con un cambio de defensa, zonal y de ajustes, nosotros no tuvimos la calma. Debimos buscar más equilibrio, situaciones y oportunidades hacia canasta. Atrás tuvimos problemas con el rebote ofensivo. En general fue una primera parte con muchos nervios. En el último cuarto subimos la intensidad, mejoramos la defensa con los bloqueos directos, robamos muchos balones y cambiamos la dinámica con nuestra defensa. En ataque tuvimos las ideas más claras. Quiero felicitar al equipo, no fue fácil. Ganamos el partido gracias a nuestra defensa. El último cuarto me gustó mucho, fue como entrenamos. Defendimos bien, concentrados", explicó.

Tras la exhibición de Brizuela, Katsikaris no dudó en elogiar al jugador vasco: "Sabíamos lo que puede hacer Darío, lo que puede hacer mejor. Me gustó su actitud en defensa, jugando con manos, bien con el balón, tuvo asistencias y aplicado en rebote. Su techo lo pone él. Tiene que leer mejor el juego. Creo que no tenemos "dariodependencia". Sabemos que el equipo tiene mucho talento para anotar. El problema son las pilas para defender", reiteró un día más.

Respecto a todo lo extradeportivo que rodea al equipo, sin presidente desde hace ya más de dos semanas y con una reunión pendiente entre la Fundación y el Banco para saber qué presupuesto tendrá el Unicaja el próximo curso, Katsikaris fue claro: "Nos centramos solo en lo deportivo. Tenemos que hacer nuestro trabajo. A partir de ahí no nos va ayudar hablar de este tema. Espero que pronto lo solucionen. No hemos hablado en profundidad. Veo a los chicos centrados, no nos distrae la situación. La situación la está hablando la gente que la tiene que hablar", finalizó el coach griego.