Fotis Katsikaris se ha mostrado satisfecho de la preparación con la que llega su plantilla a este duelo y dice que "llegando a final de temporada todos los partidos son duros contra cualquier rival". El técnico griego confía en la evolución del equipo y en seguir dando "pasos adelante" tanto en ataque como en defensa. A este Zaragoza, que vuelve a traer al extécnico cajista Luis Casimiro al Carpena, le reconoce muchos recursos y talento ofensivo, tanto desde el perimetro como en el juego interior. Cabe recordar que desde la salida del banquillo de Sergio Hernández, el conjunto maño suma dos victorias, siendo especialemente meritoria la última en la cancha de San Pablo Burgos por 95-98.

"Nosotros si que tenemos esa presión de ganar los partidos para entrar en los playoffs", apunta Katsikaris, sabiendo que cualquier tropiezo podría dejar a los malagueños fuera de la carrera por jugar la postemporada. Tambien ha admitido que espera un paso adelante de algunos jugadores y reconoce "lo sensible" que son las bajas de Yannick Nzosa y del "Capi" Suárez, por todo lo que aportan, principalmente, en defensa. A pesar de la carencias defensivas que se le atribuyen al equipo, Katsikaris cree que "aunque no los 40 minutos, sí que tenemos momentos de muy buen nivel defensivo".

"No hay más que dar todo de uno mismo, empujar al de al lado y exigirnos más", remata el griego. Sin dejar de destacar la peligrosidad y dureza que propone Casademont Zaragoza en sus partidos, ha hecho especial hincapié en que la autoexigencia es clave tanto para para este encuentro como para el resto de la temporada. El choque se disputará este sabado a las 20:45 en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena.