El entrenador del Unicaja Fotis Katsikaris habló este viernes sobre el Joventut de Badalona, rival del equipo malagueño en la Liga Endesa este sábado 1 de mayo, a partir de las 20:45 horas en el Martín Carpena. Será la cuarta vez que ambos equipos se vean las caras esta temporada, con un balance de dos derrotas y una única victortia ante los de Badalona, precisamente la última vez que ambos equipos se encontraron, ya con el propio Katsikaris como tecnico cajista. “Jugamos bien en ese partido, era un poco peculiar ya que teníamos muchas bajas y estábamos eliminados. Cada partido es diferente y ahora tenemos otro partido contra ellos, el cuarto, y nos conocemos muy bien”.

Para el técnico cajista, el Joventut “es un equipo muy bueno, con experiencia, bien equilibrado y que viene con una victoria muy importante contra el BAXI Manresa y vendrán muy animados. Tenemos que recuperarnos de las sensaciones del último partido tras la derrota dura en casa. Este partido es una gran oportunidad de recuperar nuestro juego, nuestra confianza y jugar duro. Conocemos muy bien sus virtudes como equipo, sus carencias también… pero lo más importante para nosotros es salir con confianza desde el salto inicial, jugar duro con un buen baloncesto, compartir el balón, buscar la mejor opción en ataque y hacer nuestros deberes atrás, sobre todo con los jugadores que tienen ellos en el poste bajo como Tomic y Brodziansky, y luego sus tiradores. Tenemos que estar preparados para todos los conceptos que van a proponer para hacer el mejor trabajo posible”.

Katsikaris se ha mostrado optimista y confiado en lograr la victoria: “No quiero pensar negativo, sino ser positivo. Creer en nosotros mismos, en nuestras virtudes como equipo, y recuperar la fe y confianza para jugar un baloncesto colectivo, bueno, apoyándose el uno en el otro... Así es la manera de ganar este partido”.

Por último, destacó el trabajo que deberá hacer el equipo sobre los bases rivales, Ferran Bassas y Nenad Dimitrijevic. “Ferran hizo una buena primera parte, sobre todo al inicio del partido, en el que metió casi todos los puntos de la Penya en el último partido. Luego mejoramos mucho la defensa sobre él en la segunda parte. Es un jugador bueno, muy listo, puede anotar y pasar. Tanto él como Dimitrijevic son dos bases que pueden anotar y generar y, por supuesto, tenemos que hacer un buen trabajo contra ellos", finalizó.