El Unicaja y el resto de clubes de la ACB acordaron ayer en la asamblea celebrada en Barcelona la reestructuración del calendario de cara a la recta final de la Liga Endesa. Se aprobaron las fechas de la disputa de las tres últimas jornadas de la Fase Regular (36, 37 y 38) y también se estableció un margen de fechas para jugar los partidos aplazados, entre los que están pendientes dos para el cuadro cajista: Unicaja-MoraBanc (jornada 30) y TD Systems Baskonia-Unicaja (jornada 34).

La finalización de la Liga Regular se retrasa al domingo 23 de mayo y las últimas jornadas se celebrarán de la siguiente forma: jornada 36 (sábado 8 y domingo 9 de mayo), jornada 37 (miércoles 19, jueves 20 y viernes 21 de mayo) y jornada 38 (domingo 23 de mayo).

Los tres rivales de los verdes en estas tres jornadas que restan hasta el final de la Fase Regular serán el UCAM de Murcia, el Acunsa Gipuzkoa Basket y el Real Madrid, los dos primeros a domicilio y contra los blancos, en el Carpena.

La Liga abre una «ventana» para la recuperación de los partidos pendientes del 10 al 18 de mayo, a excepción de los partidos MoraBanc Andorra–Urbas Fuenlabrada (jueves 6 de mayo) y Barça-Monbus Obradoiro (jueves 6 de mayo)

Próximamente, la ACB comunicará el calendario completo de todos los partidos en estas jornadas finales en el que el equipo cajista tendrá que afrontar 5 partidos en 15 días, entre el 8 y el 23 de mayo.

La disputa del play off queda pendiente de sus fechas definitivas, pero no empezarán nunca antes del martes 25 del presente mayo.

La Asamblea General de clubes aprovechó su reunión de ayer para evidenciar su malestar «ante la contradicción permanente que se está viviendo en el mundo del deporte y del espectáculo, con eventos culturales multitudinarios y pabellones y estadios mayoritariamente con público en el resto de las competiciones deportivas mientras los partidos de la Liga Endesa continúan disputándose sin aficionados. Esto está afectando directamente a la viabilidad económica de los proyectos de los clubes», aseguraron los clubes en nota de prensa.

Ante esta situación, la ACB «apela al sentido común y exige la proporcionalidad dentro de los distintos espectáculos deportivos, poniendo fin al agravio existente», afirman los clubes en su misiva.