Fotis Katsikaris, entrenador del Unicaja de Málaga, reconoció este sábado que la diferencia entre su equipo y el UCAM Murcia estuvo en "la agresividad y la intensidad", y lamentó que sus jugadores tomaran "decisiones precipitadas" e hicieran "un segundo cuarto desastroso" dentro de un partido que acabó con el marcador de 81-68 a favor del conjunto rival.

El técnico griego, ex del UCAM en dos etapas diferentes, felicitó a su antiguo equipo por "el excelente trabajo que hizo en defensa, jugando con agresividad e intensidad y ahí se decidió el partido en el segundo cuarto desde el punto de vista psicológico y también en el marcador".

"Nuestra defensa no tuvo esa intensidad y jugamos un segundo cuarto desastroso. Luego hicimos un esfuerzo, con algunos cambios, pero el rival tenía el control del juego y era muy difícil remontar tanta desventaja. Luego, cuando nos situamos a diez puntos, ellos anotaron dos tiros claves", prosiguió.

"Debimos tener paciencia, pasar el balón y buscar el mejor tiro, pero tuvimos prisa y tomamos decisiones precipitadas", apostilló el heleno.