Gio Shermadini y Mathias Lessort son dos de esos muchos jugadores (demasiados) que han tenido un paso gris por el Unicaja en el pasado reciente. Ambos coincidieron hace dos temporadas en Málaga, formando una dupla de pívots que debería haber sido la envidia de media Europa, pero a la que no se le sacó provecho hasta el punto de que ninguno de los dos renovó su contrato en junio del 19, cambiándolos el Unicaja en ese mercado estival por Frank Elegar y Volodymyr Gerun, en uno de los mayores errores de planificación realizados por el club de Los Guindos en las últimas temporadas. El georgiano se fue al Tenerife, club en el que todavía sigue siendo un jugador determinante, mientras que el francés jugó en el Bayern alemán la pasada temporada, hasta que la pandemia lo paró todo, para recalar este curso en el AS Monaco.

Mientras el Unicaja ha firmado una temporada 2020/2021 para olvidar, eliminado en cuartos de final de la Copa, eliminado en el Top 16 de la Eurocup sin tener opciones de pasar a cuartos de final desde muy pronto y fuera del play off por el título, ocho años después, tanto Shermadini como Lessort están viviendo un año de ensueño.

Y es que Shermadini fue nombrado ayer mismo MVP Movistar de la Liga Endesa 2020-21, al obtener la máxima puntuación en la votación realizada entre jugadores y entrenadores de los clubes de la competición, aficionados y medios de comunicación. El pívot del conjunto canarista ha recibido los 100 puntos posibles, obteniendo así el reconocimiento unánime de todos, tras una temporada en la que ha sido el gran referente del equipo aurinegro. Con sus brillantes actuaciones, Shermadini ha sido el líder de muchas de las victorias conseguidas por el Lenovo Tenerife en la que ya es la mejor temporada de su historia.

Shermadini ha sido el jugador más valorado de la Liga Endesa, promediando 22,5 créditos. También ha sido el máximo anotador de la competición, con 17,0 puntos por partido, además de ser el mejor de su equipo en el rebote, con 5,4 capturas por encuentro.

El georgiano ha logrado esta temporada 11 o más de valoración en 32 de los 36 partidos que ha disputado, llegando a superar los 30 hasta en nueve oportunidades. Esta temporada, el de Mtskheta (Georgia) ha conseguido cuatro designaciones como Jugador de la jornada (5, 14, 19 y 37) y tres galardones como MVP Movistar del mes (octubre, enero y marzo).

Mathias Lessort fue elegido en el Quinteto Ideal de la presente temporada. | EUROCUP

Por lo que se refiere a Mathias Lessort, su temporada ha sido también inmejorable, guiando al AS Monaco hasta el título de la Eurocup, logrando la consiguiente plaza para jugar la próxima temporada la Euroliga, siendo además el pívot internacional francés miembro del Quinteto Ideal de la competición, junto a Milos Teodosic, el también excajista Jamar Smith, Isaia Cordinier y Willie Reed.

A sus 26 años, Lessort ayudó a su equipo a hacer historia firmando unos números que demuestran su enorme calidad. Acabó la temporada europea empatado en el quinto lugar en promedio de valoración (17.7), fue segundo en rebotes ofensivos (3 de media por partido), cuarto en tapones (1.1) y ocupó el décimo lugar de toda la Eurocup, con 6,3 rebotes por partido esta temporada. Lessort fue el tercer mejor anotador de Mónaco con 12,5 puntos por partido. Con un promedio de 24:01 minutos por juego, el exjugador del Unicaja fue especialmente productivo en las rondas eliminatorias. El pívot de Mónaco fue elegido MVP de los cuartos de final tras promediar 24 de valoración en tres partidos de cuartos de final ante el Buducnost, en los que promedió 18,7 puntos con un 60% de tiros de campo, 7,7 rebotes, 1,3 asistencias, 1,3 robos y 1,3 tapones.

Nada que ver para Shermadini y Lessort su presente exitoso con su pasado cajista. El georgiano jugó en el Unicaja dos temporadas, la última en la que Joan Plaza estuvo al mando del equipo (2017/2018) y la primera de Luis Casimiro en el banquillo verde (2018/2019). Firmó vestido de verde cajista unos números de 9,3 puntos y 4.3 rebotes y 12,2 de valoración en 108 partidos. Insuficientes a juicio de los rectores cajistas para renovarle su contrato el verano de 2019, lo que le llevó al Tenerife, donde ha demostrado un nivel brutal.

Lessort fue la pareja interior de Shermadini en la 18/19. Formó con el georgiano un dúo de pívots que prometía mucho, pero al que Luis Casimiro no le supo sacar el provecho esperado. Lessort solo estuvo ese año en el Unicaja, en el que firmó 9.3 puntos, 5.4 rebotes y 12.4 de valoración en los 57 partidos que jugó vestido de verde cajista.

Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor. Para el Unicaja, desde luego , sí. Pero para Shermadini y Lessort, seguro que no.