El exárbitro internacional Antonio Jesús López Nieto, uno de los patronos de la Fundación Unicaja, propietaria del Unicaja Baloncesto, estuvo este martes en los micrófonos de Radio Marca Málaga para hablar de la actualidad del deporte malagueño, con mención especial para el Unicaja y el actual momento que vive sin presidente y con la dirección deportiva en manos de Manolo Rubia, que dejará su función en las próximas semanas.

López Nieto fue uno de los nombres que se pusieron encima de la mesa para ser presidente del club cuando Eduardo García renunció a la poltrona presidencial, un puesto que todavía no se ha cubierto.

López Nieto fue optimista pensando en el futuro del equipo verde. «No va a haber ningún problema en tener una plantilla acorde a los tiempos que corren. Todos los equipos han metido recortes económicos. Unicaja será un equipo sólido y que todo el mundo esté tranquilo: el club va a funcionar. La gente podrá estar orgullosa de su equipo. Los problemas del Málaga no tienen nada que ver con el Unicaja. En ese sentido, puede haber tranquilidad absoluta», aseveró López Nieto.