El pasado mes de febrero el Unicaja salió al mercado en busca de reforzar su juego interior, una vez que Fotis Katsikaris dejó claro que no podía seguir la temporada con los mismos pívots. Finalmente llegó Malcolm Thomas a Los Guindos, pero por el camino se quedaron algunas opciones de más caché, como la de Davin Booker.

El jugador norteamericano estaba en mercado por los problemas económicos que atravesó el Khimki ruso. Hubo conversaciones abiertas con su entorno, pero no hubo ok de los jefes del club para liberar la partida económica necesaria para convencerlo para venir a Málaga.

Este miércoles se ha sabido que el jugador de 2.05 jugará la próxima temporada en el Fenerbahce turco. Booker, de 30 años, jugó en 15 partidos en la temporada 2020-21 de la Euroliga promediando 13,1 puntos, 5,7 rebotes y 2,1 asistencias. Está claro que hubiera sido una gran opción y un lujo como fichaje temporal, pero la cuestión económica impidió el acuerdo final.