Tim Abromaitis fue el pasado verano el único fichaje del Unicaja en el mercado estival. El jugador norteamericano firmó un contrato por dos temporadas que acabará el mes de junio del próximo año 2022. Pero, la pregunta es, ¿cumplirá su contrato hasta el próximo verano?...

Lo cierto es que el ala-pívot norteamericano tiene la puerta abierta para su salida si es que algún equipo viene a por él y se hace cargo de su ficha. La nueva realidad económica en la que se va a desenvolver el Unicaja a partir de ahora provoca que jugadores con contrato en vigor, como es el caso de Jaime Fernández, Darío Brizuela, Axel Bouteille o el propio Abromaitis, pueden salir del club en las próximas semanas si se da una coyuntura favorable para todas las partes: club y jugador.

En la ecuación con el ala-pívot de Connecticut, el tercero en discordia podría ser el Lenovo Tenerife, exequipo de Tim Abromaitis durante cuatro temporadas y que está pendiente ahora de su situación en Málaga, como ayer apuntó la web www.encestando.es, para intentar el regreso de uno de los exjugadores más queridos por la afición del cuadro de La Laguna.

El pasado verano, de hecho, Abromaitis estuvo muy cerca de fichar por el Lenovo. Incluso la prensa de Tenerife habló en aquel momento de un principio de acuerdo entre el CB Canarias y el jugador, momento justo en el que se metió por el medio el Unicaja, que le realizó una mejor oferta y que hizo a Abromaitis decantarse finalmente por la opción de Málaga, en detrimento de la del club aurinegro.

La cuestión es que Tyler Cavanaugh ya ha anunciado su decisión de jugar la próxima temporada en el Zalgiris lituano. La baja del ala-pívot norteamericano es dolorosa para el Lenovo Tenerife de Chus Vidorreta, que quiere buscar en el mercado una apuesta segura para esa posición, apareciendo el nombre de Tim Abromaitis como una de las opciones mejor colocadas.

En el Unicaja hay máxima tranquilidad respecto a este posible movimiento en el mercado. En Los Guindos están abiertos a sentarse para escuchar cualquier oferta que le pueda llegar al jugador. Si es favorable para todas las partes, Tim tendrá abierta la puerta para salir hacia otro destino. Si no pasa eso, el jugador cumplirá su contrato en Málaga sin mayor contratiempo.

En las oficinas de Los Guindos, por ahora, se trabaja mucho viendo jugadores y encajando piezas en el puzzle de la plantilla de la próxima temporada, pero de momento no hay ninguna conversación avanzada. Va a ser un verano muy largo y habrá que tener mucha paciencia.