El Unicaja femenino de Chus Lázaro juega este jueves a las 12 de la mañana la finalísima del campeonato de España cadete tras ganar en semifinales al favorito Maresme catalán, en un choque agónico que acabó con victoria 62-58 para las jugadoras verdes. Su rival en el partido por el oro será el Valencia Basket, curiosamente la misma final de hace una semana en Galicia en el Campeonato de España infantil, que terminaron ganando las de Los Guindos.

Gran partido otra vez de las chicas del Unicaja, que supieron jugar sus bazas ante un gran rival, que nunca estuvo cómodo en la pista al jugar siempre a remolque en el marcador.

El Unicaja fue mucho mejor en el arranque. Las verdes dominaron el rebote y pese a los nervios propios de una semifinal fueron capaces de encontrar el aro del Maresme con más facilidad. El 10-2 del minuto 5 fue una declaración de intenciones de las de Los Guindos, con la finalísima como gran objetivo.

Las de Lázaro mantuvieron su ventaja al final del primer cuarto, 14-8. Un triple de Rocío Ramírez a 2 minutos del descanso, puso la máxima a favor, 11 puntos, 27-16, que se quedaron en dos menos al alcanzar el intermedio, 27-18.

Las catalanas volvieron muy activas y acertadas tras los 10 minutos de reposo. A mitad del tercer cuarto, el marcador estaba casi igualado, 33-32. Al Maresme le entraban los tiros exteriores y el Unicaja sufría en ataque. Un triple del rival les dio su primera ventaja del partido, 38-39, a 3:40 del final del tercer cuarto. Aguantaron el tirón las verdes, que entraron en el último cuarto otra vez por delante en el marcador, 46-42.

El Unicaja volvió a acelerar en el inicio del último periodo. Las cajistas se fueron de 9, 51-42, ya con solo 8 minutos por jugarse. El Maresme apretó atrás y volvió a meter presión, 53-51 en un partido de más emoción que buen baloncesto.

Un triplazo de María García a 2:45 del final enloqueció al banquillo verde, 59-53. Pero todavía hubo que sufrir. El partido entró en el último minuto 59-55 y todo por decidirse. Un triple del Maresme puso el 59-58 a 21.6 del final. María García acertó desde la línea del tiro libre y la victoria y el pase a la final se lo quedaron las verdes.

Dentro del buen tono general de todo el equipo, mención especial esta vez para el trabajo bajo los tableros de Princess Oparaocha, que firmó dobles figuras con 13 puntos, 15 rebotes y 23 de valoración. La máxima anotadora fue Rocío Ramírez, con 17 puntos. María García y Clara Vieitas aportaron 10 cada una