La selección española masculina de baloncesto, con Darío Brizuela aún en liza, cerrará su preparación para los Juegos Olímpicos con un amistoso frente a Estados Unidos que se disputará en el Michelob Ultra Arena de Las Vegas durante la madrugada del domingo al lunes (3.00 hora española/Cuatro).

España lleva un camino impecable hacia Tokio con pleno de cuatro victorias, dos ante Irán y dos ante Francia, y afronta una última prueba de máximo nivel antes de su debut olímpico, que se producirá el 26 de julio contra la anfitriona Japón.

Tras la última baja de Carlos Alocén, Scariolo ha viajado con 15 jugadores a Estados Unidos; 11 de ellos tienen plaza olímpica asegurada y queda una duda por resolver con Juancho Hernangómez. Su lesión de hombro le descartó de inicio, pero todavía mantiene algunas opciones. Si se confirma su baja, tres jugadores aspiran a reemplazarle: Pierre Oriola, el cajista Darío Brizuela y Xabier López-Aróstegui.

Con esta última incógnita en su horizonte inmediato, España visita en el desierto de Nevada a un rival que también está teniendo que lidiar con sus propios problemas físicos, pero también de resultados, ya que ha encajado dos derrotas frente a Nigeria y Australia, aunque viene de batir a Argentina.