Antonio Jesús López Nieto será nombrado nuevo presidente del Unicaja el próximo 28 de julio. Está previsto para esa fecha la celebración de un consejo de administración del club cajista en el que el exárbitro internacional recogerá el testigo presidencial de manos de Sergio Corral, que ha ejercido esta función las últimas semanas de forma temporal. Un traspaso de poderes que era un secreto a voces, pero del que no había fecha oficial hasta que Radio Marca lo desveló la madrugada de ayer.

Y es que tras la dimisión del anterior presidente, Eduardo García, el pasado mes de marzo y después de 11 años en la presidencia, la Fundación Unicaja, propietaria del club, designó a Sergio Corral, consejero y director de la institución como máximo dirigente del club de forma interina. Una interinidad que acabará el miércoles de la próxima semana definitivamente.

Antonio Jesús López Nieto es el miembro designado por la Junta de Andalucía para representarla en el Patronato de la Fundación Unicaja, que es quien nombra al presidente de Unicaja Baloncesto. El malagueño, hasta la fecha asesor arbitral de LaLiga, fue designado el pasado 9 de junio nuevo consejero del Unicaja Baloncesto, como anunció la Fundación Bancaria Unicaja, propietaria del club malagueño. Junto a él, que ya era patrono de dicha fundación, también se acordó el nombramiento como nuevos consejeros de Rafael Fernández, que presidió el club entre 2003 y 2006; Marta Bravo y Antonio López Expósito.

Desde aquel mismo día, el nombre de López Nieto ya se vinculó a la presidencia del club, aunque no será hasta el miércoles de la próxima semana cuando el nombramiento se haga oficial y el malagueño comience a ejercer como máximo mandatario del club de Los Guindos.

Según confirmó en aquel momento el propio López Nieto, fue Braulio Medel, presidente de la Fundación, el que le llamó para comunicarle su nombramiento como nuevo consejero del club de Los Guindos: «Es una responsabilidad que acepto agradecido de que hayan pensado en mí. Me lo comunicó el presidente de la Fundación bancaria, así como al resto de personas. Me lo pensé, lo medité y cuando tomo una decisión lo hago firmemente y convencido», apuntaba López Nieto, que aprovechó entonces para mandar un mensaje de tranquilidad con respecto a la situación del club a través de Radio Marca: «No va a haber ningún problema en tener una plantilla acorde a los tiempos que corren. Todos los equipos han metido recortes económicos. Unicaja será un equipo sólido y que todo el mundo esté tranquilo: el club va a funcionar. La gente podrá estar orgullosa de su equipo. Los problemas del Málaga no tienen nada que ver con el Unicaja. En ese sentido, puede haber tranquilidad absoluta».

López Nieto no tiene una vinculación previa con el Unicaja Baloncesto, pero es cierto que acumula más de 25 años de experiencia en la empresa privada y también en la gestión pública y deportiva. Tras abandonar el arbitraje en 2003, tras una fructífera carrera que le llevó a ser internacional, López Nieto ejerció desde julio de 2011 como director general de Deportes de la Diputación de Málaga.

En el ente provincial fue director general de la Oficina de Atención al Alcalde. Posteriormente ocupó el cargo de Jefe de Gabinete de la Presidencia. Anteriormente fue director gerente de la sociedad municipal Málaga Deportes y Eventos, dependiente del Ayuntamiento entre 2008-2011. También fue asesor de Deportes del Ayuntamiento de Málaga desde 2003 a 2008.

Ahora asumirá las riendas del Unicaja en una etapa complicada, con menos presupuesto para formar los proyectos deportivos y con un ambiente enrarecido en las relaciones entre el club y parte de la afición.

Juanma Rodríguez, el siguiente

La llegada de López Nieto a la presidencia será el paso previo a que Juanma Rodríguez sea nombrado nuevo director deportivo del club. El 31 de julio se jubila Manolo Rubia y será Rodríguez el que recoja el testigo al frente de la dirección deportiva, volviendo a formar tándem de trabajo con el propio López Nieto, como ya hicieran en el pasado en la Diputación de Málaga.