El mercado estival del Unicaja vuelve a agitarse tras el fichaje del italiano, Marco Spissu, por un contrato de dos temporadas. El club no iba a hacer grandes avances hasta que no se hiciera oficial la incorporación del base y una vez se ha producido todos los focos se centran en el jugador que ocupará el puesto de pívot. Tras el nombre de Youssou Ndoye, Encestando ha informado de que Fotis Katsikaris habría pedido a Danny Agbelese.

El jugador estadounidense con pasaporte nigeriano sería una petición expresa del entrenador cajista. Su capacidad defensiva en la zona y la movilidad que presenta serían dos aptitudes en las que el técnico griego se habría fijado para desear al pívot. Precisamente, dos características que se echaron en falta en la última temporada y que podrían beneficiar notablemente al juego interior que tiene en la actualidad el equipo. 

Agbelese militó durante la pasada temporada en el equipo griego Promitheas Patras B.C., donde realizó un buen año. Además, en caso de que viniera al Unicaja, ya conocería el juego español, pues estuvo en la 15/16 y en el 17/18 en el actual Acunsa GBC y promedió en el último curso 7,3 puntos y 3,5 rebotes. 

La aparición de este jugador se uniría a Youssou Ndoye como posible pívot cajista. Juanma Rodríguez, quien será el director deportivo a partir del lunes a falta de confirmación oficial, habría puesto sobre la mesa el nombre del senegalés. Sin embargo, el deseo de Fotis Katsikaris es acelerar las operaciones con el pívot estadounidense, ya que otros equipos europeos también estarían interesados en él. 

Tras la renovación de Dejan Kravic por el San Pablo Burgos y Donte Hall que jugará en el AS Monaco, Ndoye y Agbelese serían los dos nombres que maneja el club para el puesto de pívot. Aunque en las últimas horas habrían llegado otros ofrecimientos que se ajustan a las necesidades físicas de la plantilla.