Las despedidas no son fáciles y Manolo Rubia se enfrenta ahora a decirle adiós a más de 30 años de su vida para dedicarse a su otra vida, a su familia. El Unicaja ha emitido hace unas horas un comunicado dedicado al que fuera delegado deportivo y, tal y como ha asegurado en una entrevista en Deportes Cope Málaga, está "apenado porque ha sido una etapa muy larga y esto ha sido mi vida. Lo voy a echar mucho de menos, evidentemente, pero también mi familia me necesita y eso es lo que voy a hacer ahora".

Han sido muchos años los que Manolo Rubia le ha dedicado al club de Los Guindos, al que le está profundamente agradecido y cuya labor siempre ha apoyado su entorno. "Mi mujer jamás me ha presionado. Ha habido épocas en las que yo tenía hasta tres trabajos: la fundación deportiva, el Ayuntamiento de Málaga y la Selección Española, y jamás he recibido una presión de ella, siempre apoyo absoluto". En estos momentos también se acuerda de Alfonso, quien le "rescató" tanto como jugador como también para ser delegado.

En estos últimos días, el gaditano ha recibido multitud de buenas palabras de todos aquellos que han coincidido en su camino, exjugadores y exentrenadores, sobre todo extranjeros: "Mi posición era ayudarles, hacerles todo cuanto más fácil y estar siempre encima de ellos porque acontecían muchas cosas: desde pinchazos en el coche y quedaban tirados en la autovía hasta asistirles en problemas con sus hijos o parejas en hospitales. A mí me gustaba hacerlo, ahora mismo recibo el cariño de ellos y yo estoy muy agradecido". 

Manolo Rubia fue delegado del Unicaja, una etapa que recuerda "con muchísimo cariño" y de la que guarda grandes contactos como Kenny Miller o Pepe Sánchez. Sin embargo, en 2010 cambió de posición para ser director deportivo y fue Aíto García Reneses quien recibió la llamada para informar de ello. "Los primeros meses lo pasé mal porque no me esperaba eso y es un puesto totalmente diferente, es mucha más responsabilidad. Como conocedor del baloncesto intenté hacerlo lo mejor posible y aportar lo bueno que yo pudiese aportar. No sé si bien o mal, pero intentarlo lo intenté", ha explicado en la entrevista.

Ahora se jubila en una situación delicada para la entidad y le sustituirá, tal y como él confirma, Juanma Rodríguez. "Juanma conoce el mercado perfectamente. Es un tío que es de la casa. Nadie va a querer lo mejor más que Juanma que ya conoce lo que es el baloncesto. El presidente seguro que lo va a hacer bien, es un buen gestor y un tío que nos va a ayudar mucho. Hay que estar ilusionado en que esto va a ir hacia delante seguro". Además, "sabemos que falta rematar el equipo con un buen '5'. Cuando se remate con un buen '5', la plantilla estará fantástica. Espero que nuestros aficionados sean como siempre, sean cariñosos con el equipo y lo apoyen, yo uno más".

Manolo Rubia se marcha, pero nunca abandonará el baloncesto: "Esto es mi vida, no puedo dejarlo. Espero seguir vinculado de alguna manera al baloncesto, de la manera que sea y si es como aficionado solo pues igual, apoyaré a este equipo hasta la muerte. Este es el club de mi vida".