Darío Brizuela representó al Unicaja este pasado martes en la presentación oficial de la Liga Endesa 2021/2022 en la sede de la empresa eléctrica, a la que acudieron todos los equipos que participarán en la máxima categoría del baloncesto español, con las ausencias de Herbalife y Valencia. El escolta es una de las estrellas de la plantilla cajista que afronta los últimos compases de la pretemporada. El jugador atendió a La Opinión de Málaga antes de que la nueva campaña eche a andar.

Tras un verano intenso, ¿cómo arranca Darío Brizuela la temporada físicamente?

Muy bien, ha sido un verano atípico porque estoy acostumbrado a entrenar siempre en San Sebastián, una rutina de trabajo muy particular, muy exigente y este verano he estado con la selección un mes prácticamente, luego he vuelto, me he casado... ha sido todo muy distinto. No he venido en la forma física que a mí me gusta, pero el trabajo que están haciendo el cuerpo técnico y el club para que estemos en buena forma es excelente. Tengo muchas ganas.

Katsikaris llegó a mitad de la pasada temporada, ¿cómo ha sido tenerlo esta vez desde el inicio de la pretemporada?

Ha estado muy bien porque todos los cambios que hicimos el año pasado fueron a contrarreloj, él llegó y teníamos que competir en días, construimos el equipo a base de golpes. No nos daba tiempo a asimilar todos los conceptos que él quería y el haber empezado desde cero con las mismas ideas... algunas de ellas están muy bien porque nos ha dado tiempo a trabajarlas y confeccionarlas y podremos tener un año muy sólido.

Solo ha sido el inicio de la preparación, pero el equipo lleva tres victorias en tres partidos. ¿Cómo son las sensaciones?

Las sensaciones son buenas, pero las victorias así no nos importan. Nos importa más la forma en la que estamos construyendo el equipo en cuanto a la defensa y el rebote, sobre todo, y en casi todos los partidos hemos hecho un buen trabajo en ese sentido. Lo que nos importa es eso, que las cosas fundamentales estén funcionando y a partir de ahí seguir evolucionando. ¿Que está bien ganar? Por supuesto, no te voy a mentir, pero no es lo que más nos importa. Lo que nos importa es que el equipo mejore poco a poco, que la gente que aún esté tocada se encuentre bien y que para el primer partido de temporada estemos todos.

Una de las buenas noticias en esta pretemporada ha sido Micheal Eric. Desde fuera parece que el equipo juega distinto. ¿Se siente así desde dentro?

Sí, el tener ahí a Micheal nos aporta muchísimo porque además es un jugador muy grande y que nos ayuda en algunas facetas con las que el año pasado tuvimos problemas. Se comunica muy bien, para nosotros es muy importante porque nos ayuda mucho hablando. Es una pena por el público porque no se va a notar ahora, pero sí que es verdad que en una defensa se puede tirar hablando 20 segundos y nos facilita mucho. Es un jugador con mucha personalidad y confía mucho en sus compañeros, incluso entrenando también. Su fichaje ha sido todo un acierto.

¿Qué ha aprendido con la selección española que pueda aportarle al Unicaja?

He aprendido a competir a la velocidad a la que lo hacen esos jugadores que seguramente es un nivel superior. Haber entrenado con ellos me ha hecho mejor en ese sentido: en ser capaz de tomar decisiones más rápido y me han dado mucha confianza. Ojalá hubiera estado más tiempo para haber aprendido más.

¿Qué cree Darío Brizuela que puede mejorar?

Todo a todos los niveles. No soy perfecto ni estoy cerca de serlo, pero ese es mi objetivo. Seguir mejorando con la ayuda de mis compañeros y de mis entrenadores para ser un jugador más completo.

¿Se ha autoexigido la plantilla el conseguir mejores resultados que el año anterior?

Sí, la plantilla, el cuerpo técnico y el club. Todos en ese sentido tenemos la sensación de que las cosas el año pasado no salieron como debían por multitud de razones, no hay excusas tampoco, y este año hay que empezar de cero. Todos tenemos un peso a las espaldas por ese lado y afrontamos el año con muchísimas ganas de solventar las dudas que pudiéramos generar la temporada pasada. Ha llegado la hora de competir y de demostrarlo.

¿Cuáles son los objetivos del club?

Ninguno en particular. Ser más sólidos durante todo el año y hacer que el Unicaja esté donde merece estar.

Uno de los cambios que se han llevado a cabo en los últimos meses ha sido la renuncia a la Eurocup para jugar la Basketball Champions League. ¿Qué opinión tiene sobre ello?

Aún no se ha vivido el cambio, pero de momento es una decisión que tomó el club. Es ilusionante, yo creo, es una competición diferente, aunque no creo que esté por debajo de la Eurocup, cada equipo exige un nivel muy alto. Es una etapa nueva, no sé qué pasará, aún no hemos empezado.

El día 19 vuelve la afición al Carpena en la Liga Endesa. ¿Cómo fue sentir el cariño del público en el Costa del Sol?

Ha estado muy bien. Se les echaba de menos y además tiene pinta de que va a poder venir aún más gente al primer partido de la temporada.

¿Algún mensaje que enviarles?

Espero que estén orgullosos del equipo que hay y que conecten con nosotros porque de verdad en el Carpena se nota mucho. espero que disfrutemos juntos.