Cuatro partidos, cuatro victorias. El Unicaja continúa sin saber qué es la derrota en esta pretemporada 2021. El conjunto malagueño venció en esta ocasión al Monbus Obradoiro en la semifinal del Torneo EncestaRías por 82-89. El sufrimiento, al igual que ocurrió ante el UCAM Murcia, volvió a ser la tónica y es que cuando la defensa y el rebote no son brillantes, el ataque vuelve a sobresalir en un equipo al que le sobran puntos y al que le falta en ocasiones contundencia atrás. 

Más allá del resultado, la gran noticia para el Unicaja es poder ir recuperando a los jugadores que no pudieron iniciar la pretemporada a pleno rendimiento por las lesiones. El primero en hacerlo fue Yannick Nzosa en el Trofeo Costa del Sol y en el Torneo EncestaRías ha hecho su primera aparición Alberto Díaz, muy falto de ritmo todavía, pero que le dará cierto aire e intensidad defensiva a la posición base.

Lo que no ha cambiado, por el momento, con respecto a la temporada anterior, es lo que sufre el Unicaja en el rebote defensivo. Laurynas Birutis y Viny Okouo, con pasado en la entidad malagueña, fueron un auténtico dolor de cabeza para el juego interior malagueño. Lograron imponer su físico y en las estadísticas en el Monbus Obradoiro en las capturas ofensivas se fue hasta 12, por 7 del Unicaja. Lo que tampoco cambió fue la gran anotación de los jugadores exteriores: Jaime Fernández (17), Brizuela (15) y Francis Alonso (18).

El cuarto partido de preparación sirvió para que los fichajes del Unicaja siguieran encajándose con el juego de sus compañeros y los tres salieron en el quinteto titular. Sin embargo, Micheal Eric solo fue capaz de anotar 6 puntos, alejado de la contundencia que mostró ante el Betis y el Real Madrid, y se cargó rápidamente de faltas, un aspecto que puede traerle serios problemas al equipo si pierde a su pívot titular por acumulación de personales en los primeros cuartos. Norris Cole cerró el partido con 13 puntos, pero sin darle al equipo excesivo orden en el juego. Y Jonathan Barreiro sigue dándole a la plantilla físico en defensa y en el rebote, aunque da la sensación que debe aportar algo más.

El inicio del partido estuvo plagado de errores por parte de ambos conjuntos. Las pérdidas y los fallos en el tiro hicieron que el encuentro tuviera muy pocos puntos en su fase inicial. Los cambios del Unicaja (entraron Jaime Fernández, Francis Alonso y Vicedo por Cole, Brizuela y Bouteille) le dieron al equipo no solo más puntos, sino también mayor organización en el juego. Los tres tuvieron una rápida incidencia ante los de Moncho Fernández y lograron que la ventaja al final del primer cuarto fuera de cinco puntos (20-25). 

Si bien los primeros minutos estuvieron marcados por los errores, el segundo cuarto lo hizo por la intensidad defensiva. El Obradoiro se hizo fuerte en defensa y el Unicaja no logró alcanzar la contundencia que mostraba su rival. A pesar de los problemas, el resultado al descanso era de solo 5 puntos abajo, 45-40. 

El principio del tercer cuarto no fue el mejor. El Obradoiro capturó hasta tres rebotes ofensivos en una de las primeras jugadas de ataque que obligaron a Fotis Katsikaris a detener el encuentro cuando no se había llegado al primer minuto. La reacción de los jugadores fue positiva y encadenada con buenas defensas, mayor seguridad en el rebote y acierto en el acierto consiguieron que el Unicaja volviera a liderar para afrontar los últimos 10 minutos del partido (64-65).

La igualdad estuvo presente en todo el partido y ninguno de los dos equipos se desmarcó en el marcador. El Unicaja perdió a dos de sus pívots por faltas (Eric y Guerrero) y acabó jugando los últimos minutos con un ‘small ball’, donde el juego interior estuvo compuesto de Jonathan Barreiro y Tim Abromaitis, a pesar de la superioridad que siempre mostraron los pívots del Obradoiro. Varios triples de Francis Alonso y uno de Norris Cole, este en el último minuto, sentenciaron el partido. 

El próximochoque, y último encuentro de pretemporada, será el domingo a las 13 horas ante el Joventut que venció en su semifinal al Río Breogán. Lo que venga a continuación será la hora de la verdad.

Ficha técnica 

Monbus Obradoiro: Thomas Scrubb (12), Braydon Hobbs (7), Henry Ellenson (3), Laurynas Birutis (13), Kassius Robertson (13) -quinteto titular- Viny Okouo (7), Fernando Zurbrigge (6), Albert Oliver (5), Laurynas Beliauskas (7), Álvaro Muñoz (3), Matko Filipovity (6) y Álex Suárez (0).

Unicaja: Norris Cole (13), Darío Brizuela (15), Axel Bouteille (3), Jonathan Barreiro (5), Micheal Eric (6) -quinteto titular- Alberto Díaz (3), Jaime Fernández (17), Francis Alonso (18), Edgar Vicedo (3), Tim Abromaitis (2), Rubén Guerrero (0) y Yannick Nzosa (4).

Incidencias: partido amistoso del Torneo EncestaRías, disputado en el Pabellón Fontecarmoa Nº1 Vilagarcia de Arousa.