Tres pesos pesados del vestuario cajista comparecieron este martes ante los medios de comunicación para analizar el debut del Unicaja ante el Monbus Obradoiro el 19 de septiembre en el Martín Carpena. Alberto Díaz, Jaime Fernández y Jonathan Barreiro explicaron las sensaciones personales y del equipo antes del inicio en la competición doméstica y coincidieron en la ilusión que tienen tanto los jugadores como también el cuerpo técnico de cara a la Liga Endesa.

El base canterano ha tenido poco rodaje en esta pretemporada, aunque aseguró que tiene buenas sensaciones, y no ha podido compartir demasiados buenos minutos con ellos. A pesar de su ausencia en esta pretemporada, así define a sus compañeros que conforman la posición de base: "Quizás yo soy mas director, Jaime es pura inspiración y talento, y Norris es fuerza y físico a campo abierto. Cada uno le puede aportar cosas diferentes". 

Cole forma parte de las tres incorporaciones que tiene el club esta temporada, un año en el que Alberto cree que el equipo debe luchar por estar "entre el quinto y el sexto puesto" y en cuyo proceso todos deben dar un paso hacia delante: "Las incorporaciones nuevas nos van a ayudar, pero el núcleo del año pasado tenemos que dar un paso adelante. Depende de nosotros". Él mismo reconoció que la plantilla “está más compensada” y que, aunque uno de los puntos fuertes sea el ataque, todos deben “dar un paso hacia delante en defensa”. 

Por su parte, Jaime Fernández ha sido una de las grandes sensaciones en esta preparación, tras los problemas físicos que ha arrastrado en la cancha durante las últimas temporadas. Fernández ha podido demostrar su polivalencia en las posiciones de ‘1’ y ‘2’. Afronta “con muchas ganas” el poder disputar “una temporada muy ilusionante” y en la que jugará allá donde le necesite el entrenador. Así, compartió ante los medios uno de los grandes objetivos de este año: “Ser sólidos y tener esa regularidad que nos ha faltado otros años”.

El Unicaja comienza la Liga Endesa jugando tres partidos en apenas una semana, aunque una de las cosas que destacó Fernández fue la plantilla larga que tiene el Unicaja. “El Obradoiro es un muy buen equipo, se han reforzado muy bien. Allí en Galicia fue un partido bastante competido. Es muy importante estar concentrados en defensa, es un equipo que puede vivir del triple y al margen de lo que podamos pensar sobre ellos, es importante que nosotros estemos bien, no como el último partido que tuvimos”, valoró sobre el debut ante el conjunto de Moncho Fernández.

El último en hablar fue Jonathan Barreiro, uno de los fichajes de este verano, quien ha aprovechado, y bien, la pretemporada para adaptarse a sus nuevos compañeros. “Me voy sintiendo mejor, más acoplado al equipo. Esto es un proceso que lleva su tiempo, pero yo estoy aquí para ayudar en lo que me pidan. No siempre necesito meter puntos para que se note mi presencia, entrego mi físico y mi esfuerzo”. 

Con la baja de Carlos Suárez, jugador que no ha podido disputar ningún partido en esta preparación y que comparte consejos con el cajista gallego, Barreiro es el jugador que ha disputado los minutos como ‘4’ y acompañando en las tareas a Tim Abromaitis. Sobre su polivalencia en la pista aclaró: “Si me pide jugar de base o de pívot hay mucha diferencia, pero me siento cómodo en el '3' y '4'. Depende un poco del partido, cómo utilizan sus jugadores los conjuntos rivales y es una lectura que tenemos que hacer del resto de equipos”. 

Sin embargo, en un aspecto coinciden los tres jugadores, tal y como explicó Barreiro: “Hay mucha ilusión, no solo de los jugadores, sino también del cuerpo técnico por hacer algo grande. Nos sobra ilusión y ganas”. Así afronta el Unicaja un nuevo año que promete mejoras y en la que hay autoexigencia sobre mejorar los resultados anteriores.