El Unicaja Baloncesto acudió en la tarde de este miércoles al Santuario de Nuestra Señora de la Victoria, patrona de la ciudad de Málaga, para realizar una ofrenda floral antes del inicio de la temporada oficial. En el acto estuvieron presentes los primeros equipos masculinos y femeninos y el consejo de administración del club. La expedición estuvo encabezada por el presidente, Antonio Jesús López Nieto y el consejo de administración.

Tanto el equipo masculino como el femenino han llegado al Santuario estrenando el nuevo autobús del club, para asistir a una sencilla ceremonia religiosa en la que fueron recibidos por el Hermano Mayor de la Real Hermandad de Santa María de la Victoria, Miguel Orellana y el capellán Alejandro Escobar.

Los capitanes de ambos equipos, Carlos Suárez y Verónica Matoso, fueron los encargados de subir un centro floral verde y morado al camarín de la Virgen para rendirle honores a la patrona y pedirle salud y una buena temporada para ambos conjuntos.

Jugadores, jugadoras y técnicos de los dos equipos acudieron a este sencillo acto en el que también, acompañando al presidenteasistieron el director Deportivo, Juan Manuel Rodríguez, el gerente, Francisco Sáez, el director de Cantera, Ramón García, y los integrantes del consejo de administración.

Verónica Matoso y Carlos Suárez, capitanes del Unicaja. Unicajab/Fotopress