El Unicaja ya comenzó hace varios días la temporada de forma oficial con la disputa de tres partidos de Liga Endesa y un balance de una victoria y dos derrotas que le hacen ocupar la decimosegunda plaza de la clasificación. Este sábado visita la cancha del UCAM Murcia y el próximo 6 de octubre el equipo inicia su andadura en la Basketball Champions League ante el Nizhny Novgorod. Sin embargo, antes de que se celebren ambos encuentros Tim Abromaitis se ha pasado por los micrófonos de Deportes Cope Málaga para hacer balance de este inicio de temporada.

La sensación en este principio ha sido, tal y como lo ha expresado el propio técnico, de que el Unicaja podría haber ganado los dos partidos ante los equipos canarias para sumar alguna victoria al marcador. “Yo creo que hemos competido bien, pero son detalles que los equipos han cambiado o errores que hemos cometido. No estamos contentos con los resultados, pero tenemos buenas sensaciones y me gusta cómo estamos compitiendo. Tenemos que seguir así”, ha sido la conclusión que el ala-pívot ha querido extraer de estas tres jornadas. 

El equipo perdió contra los de Porfi Fisac en el último segundo con una canasta de Kramer que sirvió como remontada final del equipo rival y según ha reconocido el propio cajista, el equipo sufrió en los últimos minutos. “Cuando vi el balón no me creí que había entrado, pero es baloncesto y los partidos son así. Nosotros tenemos que seguir trabajando con buena mentalidad para luchar cada partido”. El siguiente equipo al que se enfrentarán los jugadores será el Murcia, a quien Abromaitis ha definido como un rival con “buen equipo, buena defensa, juego físico” y con el que “tendremos que jugar nuestro mejor partido para ganarles”.

El estadounidense es uno de los jugadores del Unicaja que ha comenzado con más acierto en el tiro, una de sus grandes virtudes. Además, se siente cómodo físicamente, “estoy jugando con la confianza de mis compañeros y de Fotis”, con un grupo que tiene muy buena química y en el que las nuevas incorporaciones se adaptan cada día mejor para aportar físico, confianza y experiencia. Aunque todos tienen claro que deben ser más sólidos para evitar los errores del pasado.

Además del inicio liguero, el Unicaja afrontará la semana próxima el debut en la BCL, competición que ya conoce Tim Abromaitis tras haber jugado en ella con el Lenovo Tenerife. “Es una competición muy bonita, está bien organizada y tiene equipos buenos. Es verdad que es diferente, tiene estructura diferente, pero a mí me gusta cómo lo hacen y vamos a intentar disfrutarla”. Sin olvidar cuál es el principal objetivo: “Vamos a poder competir para ponernos favoritos. Tenemos que empezar bien e ir poco a poco”, ha asegurado el norteamericano.

Sin embargo, el club ha pasado por unos meses de inestabilidad hasta llegar al momento actual. El verano fue una etapa de muchos cambios y el jugador cajista ha reconocido que “nadie sabía qué iba a pasar”. No obstante, no se vio fuera del club: “Nunca llegué a sentirme sin ser parte del grupo porque seguía en contacto con Fotis y me dijo al principio que contaba conmigo y estoy contento de poder seguir aquí, de empezar esta nueva temporada con el equipo. No pensé en las cosas que podían pasar. Estuve centrado en trabajar en verano y disfrutar de las vacaciones”, ha declarado en Deportes Cope Málaga.