Edgar Vicedo está ante su última semana como jugador del Unicaja. El próximo sábado se cumple un mes desde que el alero madrileño firmó el 17 de septiembre un contrato temporal por 30 días motivado por las lesiones entonces de Carlos Suárez y de Darío Brizuela, que aconsejaron al cuerpo técnico cajista incluirlo en el róster estas primeras semanas de la temporada.

Vicedo, que desde el descenso del Estudiantes se encontraba sin equipo, se unió a la pretemporada cajista y participó en los partidos amistosos de preparación. Su buen trabajo durante esas semanas provocó que el club le hiciera ese contrato temporal a la espera de que los lesionados se recuperaran, algo que ya ha ocurrido.

Vicedo, de hecho, lleva dos partidos sin jugar. El pasado miércoles no viajó a Nizhny Novgorod y esta pasado sábado estuvo en la convocatoria de 12 de Fotis Katsikaris (por la ausencia de Brizuela), pero no saltó a la pista y fue el único jugador del plantel verde que no disputó ni un minuto frente al Breogán.

Salvo sorpresa, el club no renovará su contrato temporal y ni siquiera es seguro que viaje a Manresa para jugar el próximo sábado.