El duelo de Liga Endesa entre el Unicaja y el Barça del próximo domingo 24 servirá de escenario para oficializar la retirada del dorsal número 10 de Carlos Cabezas, que anunció su retirada el pasado mes de julio, después de una laureada carrera deportiva.

El base formado en la cantera y número 10 del primer equipo durante 9 temporadas puso el pasado verano punto y final a una carrera plagada de éxitos en la que consiguió con el Unicaja una Liga ACB (2006), una Copa del Rey (2005) y una Copa Korac (2001), además de participar en la Final Four de la Euroliga en 2007. Por su parte, con la selección española fue medalla de oro del Mundial 2006 y del Eurobasket 2009, entre otras.

El Unicaja le ofreció la oportunidad de retirarse vistiendo de verde en su último partido en activo en el pasado Torneo Costa del Sol, en un partido muy emotivo, quedando pendiente el acto oficial de retirar su camiseta. Este evento, con la colocación de la camiseta en el techo del Martín Carpena, será el que se produzca el próximo domingo 24 del presente mes de octubre.

Carlos Cabezas acompañará así a otro jugador fundamental en la historia del Unicaja, Berni Rodríguez, cuya camiseta con el número 5 está retirada desde 2017, un honor reservado a jugadores que son historia del Unicaja y que han sido protagonista de la era más exitosa de la entidad de Los Guindos.

Carlos Cabezas que comenzó sus primeros pasos en el baloncesto en Marbella, donde residía con su familia, llegó a Los Guindos con 12 años, en edad infantil y fue creciendo en la cantera hasta debutar con el primer equipo el 13 de febrero del 2000 en la pista del Barça. Con la camiseta verde ha disputado 505 partidos siendo el segundo jugador que más partidos ha jugado en el Unicaja, con un total de 10.462 minutos. Encabeza la clasificación histórica de veces titular, con 297 ocasiones, y es segundo en puntos (3935) y tiros libres anotados (836) y tercero en asistencias (927), recuperaciones (384) y valoración (3.853), entre otros datos estadísticos.

El palmarés de Cabezas es muy largo desde aquel Mundial Júnior del 99, con la generación más laureada del baloncesto español, con la que ganó también representando a España, el Mundial absoluto en Japón 2006, el Eurobasket de Polonia 2009 y la Plata en el Eurobasket del 2007. Con el Unicaja, donde jugó hasta la 2008/2009, ganó la Copa Korac (2001), la Copa del Rey (2005) y la Liga ACB (2006) y disputó la Final Four de la Euroliga (2007).

Tras el Unicaja tuvo una larga trayectoria con equipos prácticamente de todo el mundo: Khimki Moscú, CAI Zaragoza, Caja Laboral, Baloncesto Fuenlabrada, UCAM Murcia, Orleans Loiret (Francia), Betis, Guaros de Lara (Venezuela) con el que fue campeón de liga, Regatas Corrientes, Alba Fehervar (Hungría) y en el Nacional de Montevideo (Uruguay).

Carlitos tendrá su último gran momento como integrante del club verde con el acto en el que su camiseta se suba al techo del Carpena para que quede constancia para siempre de su entrega al que fue el gran club de su vida.