No se puede querer ganar un partido de la exigente Liga Endesa regalando tres cuartos a tu rival. No se puede querer ganar un partido en la exigente Liga Endesa jugando un buen baloncesto solo 5 minutos de 40. El Unicaja tuvo este sábado una noche para olvidar en Manresa. La derrota pintaba fea, muy fea (63-42) y solo se maquilló en un último cuarto en el que el equipo de Katsikaris quiso obrar un milagro que, sencillamente, fue imposible (85-74).

Es verdad que el Unicaja, después de estar 21 abajo en el esprint final del tercer cuarto, llegó a ponerse a 4, 75-71, a 3:10 del final. Pero entonces apareció Dani Pérez, se cascó dos triples seguidos... y se acabó lo que se daba. Victoria local, derrota visitante.

El Nou Congost del Baxi Manresa fue una temporada más territorio comanche para un Unicaja que, después de este KO absoluto, volverá a salir esta semana de la zona noble de la tabla, esa que te permite jugar la Copa del Rey al acabar la primera vuelta y estar en la lucha por el título, cuando la Fase Regular eche el cierre en mayo.

Con un balance de 3-3 no es cuestión de alarmarse, pero las jornadas avanzan y la exigencia matemática para cumplir el objetivo crece casi sin darnos cuenta. El primer tercio de la primera vuelta liguera está cumplido y tres victorias no es mucho botín pensando en que hay que sumar 9 triunfos para estar en la Copa del Rey 2022. Faltan 6 victorias más y quedan ya «solo» 11 jornadas. Lo dicho, las cuentas todavía salen, pero falta jugar contra los tres de la Euroliga y contra el Valencia Basket, entre otros. ¡¡Cuidadín!!

Sin Axel Bouteille por lesión y sin Brizuela, que tuvo una participación testimonial, el Unicaja no encontró a nadie esta vez para tirar del carro. Eric tuvo un chispazo en el segundo cuarto y Cole, otro, cuando el partido estaba virtualmente perdido. Así es imposible.

El Manresa fue muy superior en toda la primera parte. Los catalanes dominaron el ritmo del partido, defendieron mejor y tuvieron las ideas mucho más claras en ataque. Siempre con el marcador a favor, el equipo catalán, de la mano de Dani Pérez y de Moneke cerró el primer cuarto con 7 de ventaja, 25-18.

La diferencia fue a más con el paso de los minutos. Katsikaris rotó y rotó pero no encontró un quinteto competitivo. El Baxi se puso 13 arriba, 31-18. Micheal Eric, un jugado que rara vez es protagonista en ataque, asumió galones. Anotó 8 puntos seguidos y le dio aire a un Unicaja que se acercó a 7, 33-26. Los errores en el triple y las pérdidas de balón lastraron al Unicaja en su intento de remontar. Al descanso, 48-36, 12 abajo tras ver una versión muy light del Unicaja en ataque y muy pasiva en defensa.

El tercer cuarto fue más de lo mismo. Errores en tiros liberados, pérdidas de balón, faltas de concentración, mala defensa... Los catalanes subieron su renta por encima de los 20 puntos, aunque al llegar al minuto 30, al menos, la herida era algo menos profunda, 64-51. Con todo perdido, el Unicaja tuvo un último arreón, demasiado tarde, para tratar de remontar. Es verdad que metió el miedo en el cuerpo al rival con el 75-71, pero fueron fuegos artificiales. Nada más.

El equipo verde aparca ahora sus obligaciones ligueras para centrarse en el partido europeo intersemanal en el Carpena. El desconocido Lavrio Megabolt de Grecia será el primer rival que pase por Málaga en la Champions Basketball League. Será el miércoles, a partir de las 20.30 horas. La próxima cita liguera, el domingo de la próxima semana, ante el Barça de Jasikevicius y Mirotic, intratable en lo que va de temporada en Liga (6-0) y en Euroliga (4-0). Se avecinan curvas.

Ficha

85 - BAXI Manresa (25+23+16+21): Dani Pérez (15), Thomasson (11), Valtonen (-), Moneke (10) Bako (14)–cinco inicial– Francisco (10) Rafa Martínez (6), Berzins (-), Steinbergs (-), Maye (5), Jou (3) y Sima (11).

74 - Unicaja (18+18+15+23): Cole (17), Jaime Fernández (10), Barreiro (9) Abromaitis (3) Eric (12)–cinco inicial– Alberto Díaz (11) Brizuela (-), Alonso (7), Guerrero (2), Nzosa (1) y Suárez (2).

Árbitros: Jordi Aliaga, Jorge Martínez y Esperanza Mendoza. Sin eliminados.

Incidencias: partido correspondiente a jornada 6 de la Liga Endesa disputado en el pabellón Nou Congost ante 4.000 aficionados