Carlos Cabezas vivió sobre el parqué del Martín Carpena este último domingo del mes de octubre un momento que será, seguro, inolvidable para él. Durante el descanso del partido entre el Unicaja y el Barça, un duelo clásico de la Liga Endesa en el que Carlitos ha sido muchas veces protagonista, el club retiró de forma oficial la camiseta con el número 10, que el base canterano lució en su etapa como jugador cajista y que desde ahora lucirá en el techo del Palacio Martín Carpena junto al número 5 que llevó su compañero de la fecunda generación del 80, Berni Rodríguez, también ya retirado.

Acompañado por su familia y por muchos amigos, Cabezas asistió al acto emocionante de la aparición de su camiseta en el «cielo» del Palacio, ante el aplauso unánime de una afición entregada al exbase malagueño, que para el Carpena siempre ha sido un emblema y un jugador muy especial.

Antes, varias personas importantes en la vida deportiva de Carlos Cabezas se asomaron en el videomarcador del Palacio. Le mandó un mensaje Bozidar Maljkovic, el entrenador que le hizo debutar al más alto nivel, también el croata Veljko Mrsic, compañero en aquellos primeros años de su carrera deportiva. Su "socio" Pepe Sánchez también le felicitó desde Argentina, igual que Sergio Scariolo desde Italia o Pau Gasol desde Barcelona. En la pista, dos excompañeros de la época dorada del Unicaja, Jorge Garbajosa y Berni Rodríguez.

Carlos Cabezas acabó el acto expresando su gratitud por lo que acababa de ocurrir. "Tengo muchas emociones. Estoy súper nervioso. Muy agradecido al presidente y a toda la entidad Unicaja, a mi familia y a todas las personas que me han seguido todos estos años. Pero sobre todo a la afición que tanto me ha apoyado. Hoy es un día especial y un sueño que se me ha hecho realidad. Muchas gracias Málaga".

Cabezas, de 40 años, anunció su retirada el pasado mes de agosto después de jugar 531 partidos en la Liga ACB, la mayoría de ellos (340) defendiendo la camiseta del Unicaja. En edad infantil fue reclutado por el club cajista y en Los Guindos formó parte de la mejor generación de canteranos de la historia del club.

Con el Unicaja disputó 9 temporadas a un gran nivel, participando de la mayoría de los grandes éxitos del club cajista a lo largo de toda su historia. Con Carlos como base, el Unicaja ganó la Copa Korac en 2001, la Copa del Rey en 2005 y la Liga Endesa en 2006.

Cabezas vistió por última vez la camiseta verde de su club de toda la vida el pasado 3 de septiembre, en el partido del Trofeo Costa del Sol que los verdes jugaron frente al Real Madrid. Con un Martín Carpena entregado a su jugador, Carlos Cabezas puso de esa manera punto final a su trayectoria de más de dos décadas jugando al más alto nivel profesional. El Unicaja aprovechó para anunciar en aquel momento la retirada de su camiseta, que quedó pendiente hasta este domingo.

Carlos Cabezas será también protagonista el martes en el Auditorio Edgar Neville de Málaga, cuando recoja el Premio La Opinión de Málaga del Deporte 2021, junto al resto de premiados en otras facetas por parte de nuestro diario.