El entrenador del Unicaja, Fotis Katsikaris, destacó el papel de su equipo en la reacción final de un partido que acabó perdiendo «por detalles» contra el Barça, al que definió como «el mejor equipo de Europa ahora mismo».

El técnico griego analizó así la derrota en rueda de prensa: «En el primer cuarto salimos con muchas dudas», poniendo el énfasis en las «malas decisiones» en ataque, aunque destacó que después del descanso mejoraron la defensa y el físico, «sin bajar los brazos» y con «mucho carácter».

«Estoy orgulloso del equipo», dijo Katsikaris, que repitió una promesa que ya hizo en su momento al inicio de la temporada: «Este equipo va a luchar cada partido», aunque admitió después que el Unicaja tiene «mucho margen de mejora».

El Barça es «el mejor equipo de Europa» ahora mismo, reconocía el heleno, que focalizó en la «gran defensa» del conjunto de Jasikevicius una de las claves para que el Barça se llevara la victoria.

«Hemos demostrado que este equipo no se hunde y sigue peleando», dejó como conclusión el entrenador cajista, que de la actuación arbitral dijo que «se pueden equivocar, y en una jugada con Norris Cole y en una técnica a Jaime se han equivocado, pero es parte del juego», zanjó.

El entrenador del Barça, Sarunas Jasikevicius, fue crítico con su equipo en una rueda de prensa en que consideró que en líneas generales «no estuvo bien», aunque también quiso darle mérito a la victoria ante el Unicaja en una cancha «siempre difícil».

El técnico lituano valoró el complicado triunfo tras un choque en el que cometieron «muchos errores» y admitió, además, que su equipo tuvo «mucha suerte» porque el Unicaja falló tiros «bastante cómodos».

«Nos meten 50 puntos en la segunda mitad del partido, tienen mucha calidad en línea exterior», analizó sobre el rival, que peleó hasta el final y le complicó la victoria en el último tramo del encuentro (73-75).

«Por momentos sí estuvimos bien, pero cometimos errores infantiles», reconoció el entrenador azulgrana, que destacó un dato que le preocupa: «En el primer cuarto solo perdimos un balón, y después perdimos 17. No nos han castigado, como normalmente lo hacen».

Cuando le preguntaron por la figura del malagueño Carlos Cabezas, que hoy vio su dorsal número ‘10’ retirado en lo más alto del Carpena, Jasikevicius bromeó: «Cabezas fue un pesado de cojones en la pista, siempre presionando», continuó, «es un amigo fuera de ella, un gran tipo.