Una vez disputada la 4ª jornada de la BCL, el Unicaja vuelve a centrarse en la Liga Endesa para lograr un nuevo triunfo que le acerque a las ocho primeras plazas, las que dan derecho a jugar la Copa del Rey de Granada. Para ello, los de Fotis Katsikaris deberán imponerse en el Martín Carpena al Urbas Fuenlabrada, este sábado, 20 de noviembre, a partir de las 18.00 horas. 

Los malagueños deben hacer borrón y cuenta nueva y poner el foco únicamente en el partido ante el cuadro fuenlabreño. Estar en la Copa del Rey de Granada es uno de los objetivos marcados en rojo y parte de las opciones de clasificarse para la cita pasan por salir airosos del choque de este sábado. En estos momentos, el Unicaja es 10º con cuatro victorias y seis derrotas, a dos triunfos de la octava plaza. Las cuentas dicen que se necesitan nueve partidos ganados en la primera vuelta para estar en el torneo del K. O., lo que obliga al conjunto verde a ganar cinco de los siete encuentro que le restan por jugar jugar.

A priori, al Unicaja no se le debe escapar este triunfo en el Palacio de los Deportes, pero los merecimientos deberá demostrarlo sobre el parqué. Recibe al penúltimo clasificado, con un bagaje de dos encuentros ganados y ocho perdidos y que todavía no sabe lo que es vencer a domicilio. El siguiente paso hacia la Copa debe darse este sábado. No hay otra opción.