La selección española de baloncesto ya trabaja en Guadalajara a las órdenes de Sergio Scariolo. Entre los convocados por el técnico italiano están ya sudando con la "roja" los cuatro jugadores del Unicaja convocados para esta ventana de noviembre: Alberto Díaz, Jaime Fernández, Darío Brizuela y Jonathan Barreiro.

Scariolo, afronta el primer partido contra Macedonia de cara a la clasificación para la Copa del Mundo con la misma predisposición que si fuera otro rival, porque "hay que afrontar los rivales que toquen y hacerlo bien".

Scariolo hizo estas declaraciones de cara a clasificarse para la Copa del Mundo 2023, y aseguró que lo que toca es prepararse "bien" para medirse a Macedonia y luego a Georgia y Ucrania. "Y a partir de ahí ya se verá lo que debemos hacer en la siguiente ventana", agregó.

El seleccionador se mostró contento con el equipo que tiene, tras apuntar a preguntas de los medios que, es una fase de recambio generacional con muchos jugadores nuevos, y casi es como si "empezaran de cero", sabiendo que hay "muchos equipos que tienen, teóricamente, más fuerza y más experiencia".

En cuanto a los jugadores con los que cuenta, ha apuntado que "algunos de ellos ya han demostrado ser parte del equipo", al igual que hay otros que quiere que "empiecen a probar el clima y los conceptos de la selección por si en un momento dado hubiera que echar mano de ellos". "Quienes han vuelto a venir ya han demostrado que controlan el nivel y que pueden competir perfectamente, porque ya lo han hecho", ha sentenciado el técnico italiano.

Scariolo considera que para clasificarse para el campeonato del mundo hace falta "gente que tenga esperanzas, expectativas e ilusiones".