Carlos Cabezas fue protagonista este mediodía en Radio Marca Málaga, donde recibió la insignia de oro de esta emisora en Casa Juan Los Mellizos de la Carihuela. Carlitos habló sobre la actualidad del equipo y repasó su historia como jugador cajista.

Junto al ahora seleccionado nacional Sergio Scariolo, que también acudió por sorpresa a apoyar al que fue su jugador, Cabezas rememoró su etapa en el equipo verde con el italiano como entrenador. «Cuando llegó Sergio en la 2003/2004 era un año complicado porque nos metimos en una dinámica difícil. Sergio con su experiencia nos supo dirigir muy bien. Con ese trabajo y sacrificio pues se sacó aquello para adelante. Sergio, con lo pesado que era, ya lo puedo decir, hizo que Unicaja pudiese conseguir ese trienio tan exitoso.Fue una etapa muy bonita. Llegamos a la Final Four. Era la primera vez que se jugaba un torneo de esas características. Jugar aquella fue increíble, la única que jugué en mi carrera. Esa cultura y estar entre los cuatro mejores en Atenas, fue un momento inolvidable; con tantos malagueños que fueron a vernos".

Cabezas quiso agradecer al club que haya contado con él para ser embajador de la entidad de Los Guindos. "Muchas gracias a Antonio y a todos los que estáis aquí. Estoy súper orgulloso de todo lo que estoy viviendo, junto a ser nombrado embajador con mi amigo Berni. Espero aportar mi granito de arena como embajador del club, en lo social, que mi experiencia sirva para las cosas vayan mejor".

Carlos Cabezas, junto a su padre. La Opinión

Carlos Cabezas habló sobre cómo afronta su nombramiento como embajador. “Me viene en un momento personal muy bueno. Estas últimas semanas con todo el reconocimiento que he tenido quiero aportar mi granito de arena. El poder aconsejarle, a los jugadores también… Nos hemos reunido alguna vez para hablar de baloncesto, y esos detalles de fuera los hemos hablado. Quiero estar cerca de ellos”.

Respecto a la opción de jugar la Copa del Rey de Granada, el excanterano dijo: “Creo que es el primer objetivo que está marcado. El estar en la Copa del Rey no va a ser fácil pero voy a ser muy cholista, hay que ir partido a partido. Van dos victorias seguidas y viene ahora el partido contra el Betis. A partir de ahí, ir partido a partido con lo que quede. Sería muy bonito estar en Granada. Si no, habrá que seguir luchando para jugar al play off. Ganar dos o tres partidos seguidos es lo suyo y tirar para adelante. Yo estoy optimista, pero siempre con los pies en el suelo. El partido del domingo es clave. A partir de ahí hay que seguir creciendo. Hay que jugar con Bilbao, Joventut, Valencia, Real Madrid… Este último lo podemos perder, pero el resto debemos de ganarlos si queremos estar en la Copa del Rey. Los chicos están todos motivados y Fotis también. Tengo contacto con muchos de ellos. Me gusta mucho el vestuario, esa adrenalina y ese carácter. Transmitir mi manera de ver las cosas me motiva, y si puedo darle ese plus a un jugador pues mejor”.