El Unicaja prepara desde ayer, ya con toda su plantilla al completo, el derbi del próximo fin de semana en Sevilla, en el que el Unicaja se jugará mucha parte de sus opciones de jugar la Copa del Rey de Granada del próximo mes de febrero.

Los internacionales cajistas que participaron el lunes en el partido España-Georgia de la ventana FIBA que se jugó en Jaén ya se ejercitaron a las órdenes de Fotis Katsikaris en el Palacio de los Deportes Martín Carpena, después de 10 días fuera de la disciplina verde cajista y de tener la jornada del martes de descanso.

El equipo se la jugará en el derbi del fin de semana y lo hará a «ciegas», toda vez que se va a encontrar un rival «nuevo» al que es imposible estudiar. Y es que el Coosur Real Betis se presentará ante los verdes este domingo, a las 12.30 horas, en el Pabellón San Pablo de la capital hispalense, con un nuevo entrenador, Luis Casimiro, y con hasta tres jugadores recién llegados a su plantilla: el pívot letón Anzejs Pasecniks, el ala-pívot dominicano Eulis Báez y el base serbio Aleksandar Cvetkovic. O sea, que del Coosur Real Betis de Joan Plaza, Marko Todorovic y Khadeen Carrington ya no queda ni rastro.

Con tantas novedades, la verdad es que Fotis Katsikaris tiene «imposible» preparar al modo tradicional el partido de este próximo domingo. Todo el trabajo previo de scout del cuerpo técnico auxiliar, encabezado por Ángel Sánchez Cañete, se ha ido al garete con la profunda remodelación que ha hecho el cuadro verdiblanco en este parón liguero para tratar de salir del pozo en el que lo ha dejado Joan Plaza, colista de la Liga Endesa, con un balance de dos victorias y nueve derrotas en las primeras 11 jornada de la Fase Regular.

Los verdiblancos siguen estudiando el mercado y podrían incluso incorporar algún jugador más próximamente, aunque ya con el tiempo justo para que pueda ser inscrito para participar en el derbi. El que es seguro que no se incorporará al Coosur Real Betis como cedido en estas próximas horas es Rubén Guerrero, que sí estará en San Pablo, pero con la camiseta verde y morada del Unicaja. El Betis pretende la cesión desde el Unicaja del pívot marbellí, pero el presidente del Unicaja, Antonio Jesús López Nieto, dejó claro el pasado martes que esa cesión no se hará... al menos esta semana.

El Betis sí tendrá para esta cita dominical mucho más fácil estudiar a su rival, aunque también es cierto que hasta ayer mismo no ha podido Luis Casimiro conocer a buena parte de los jugadores de su plantilla, por tener a medio equipo repartido por el mundo jugando partidos internacionales con sus respectivas selecciones nacionales. En total han sido seis jugadores los que se han reincorporado entre martes y miércoles a la disciplina verdiblanca: Vrenz Bleijenbergh (Bélgica), Shannon Evans (Guinea), Nick Spires (Suecia), Beqa Burjanadze (Georgia), Dairis Bertans (Letonia) y Anzejs Pasecniks (Letonia).

Báez, Pasecniks y Cvetkovic son las tres caras nuevas, junto a Luis Casimiro, en el Coosur Real Betis. Twitter

Lo que no admite debate es que el derbi será una finalísima en la que el Unicaja no puede fallar. Con un balance de cinco victorias y seis derrotas, los de Katsikaris necesitan ganar cuatro de los próximos partidos y mejorar mucho su basket average en las próximas seis jornadas para lograr el billete copero rumbo a Granada.

El Unicaja tiene por delante seis jornadas en las que tendrá tres partidos en casa y otros tantos fuera de Málaga. Por el Carpena pasarán sucesivamente el Joventut, el Casademont Zaragoza y el Valencia Basket (en la que será última jornada de la primera vuelta liguera). El equipo verde visitará de aquí al final de la primera vuelta al Coosur Real Betis, al Real Madrid y al Bilbao Basket.

El esprint final por la cita del k.o arranca para el Unicaja en Sevilla. No hay margen de error, aunque esta vez sea en una «cita a ciegas» ante un rival que no se sabe bien ni cómo ni con quién va a jugar.