Difícil, sí, muchísimo, pero no imposible. El Unicaja se desplaza hasta la capital para medirse en el WiZink Center a un Real Madrid (17.00 horas/Movistar Deportes) a un nivel espectacular, pero que llega tras el mazazo en Euroliga frente al Barça. La lógica dice que lo normal es regresar con una derrota, pero no el deporte hay que pelear siempre, cosas más raras se han visto. Los de Fotis Katsikaris vienen de tres triunfos consecutivos ante rivales de la parte baja de la tabla y un nuevo triunfo le haría meterse entre los ocho primeros, zona que no visitan desde hace semanas.

Ganar en el WiZink Center al equipo de Pablo Laso es una misión tremendamente complicada, pero el Gran Canaria ya marcó el camino. Los insulares son el único conjunto que ha doblegado a los blancos esta temporada en la Liga Endesa, y además lo hicieron en el escenario del encuentro de esta tarde de domingo. Uniendo los resultados de la ACB y la Euroliga, el Madrid acumula una bagaje de 22 victorias y solo cuatro derrotas. Hasta el tropiezo del viernes en el Palau Blaugrana, llevaba 11 partidos ganados de manera consecutiva, lo que habla del gran nivel al que está en estos momentos.

Mientras que el conjunto merengue es líder y van sobrados para estar en la cita del mes de febrero en Granada, el Unicaja debe ganarse ese derecho en las cinco jornadas que restan para concluir la primera vuelta de la Fase Regular. Los malagueños, con seis encuentros ganados y otros seis perdidos, saben que una victoria en Madrid les acercaría al objetivo después de un sábado en el que tropezó el Gran Canaria en su casa frente al BAXI Manresa, otro de los implicados en la lucha por obtener un billete para la Copa del Rey. Si los de Katsikaris no logran salir airosos del WiZink Center, estarán obligado a ganar tres o incluso los cuatro partidos que le quedan por delante antes del ecuador de la competición -Joventut (casa), Bilbao Basket (fuera), Casademont Zaragoza (casa) y Valencia Basket (casa)- para poder ir a Granada.

El conjunto de Los Guindos llega con toda su plantilla disponible para intentar plantar cara a un elenco de estrellas llamado a pelear un año más por todos los trofeos. A los Llull, Rudy, Tavares... se han unido esta campaña otros jugadores sin tanto cartel pero que han acoplado a la perfección a las ideas de Pablo Laso. Yabusele, Hanga, Heurtel o Williams-Goss han sumado más calidad si cabe al plantel blanco.

En el encuentro de la temporada pasada, el Unicaja sí pudo competir y llegó con opciones al tramo final, aunque acabó cayendo por 91-84 en un partido donde Francis Alonso se salió con 27 puntos. En total, ambos equipos se han visto las caras en 70 ocasiones en la Liga Regular de la ACB, con un balance de 20 triunfos malagueños y 50 madrileños.

Ya ha llovido mucho desde la última victoria cajista en Madrid. Fue en la temporada 2012/2013 en el Top 16 de la Euroliga (74-77). Desde entonces no lo ha vuelto a lograr, sería un momento maravilloso para cortar la racha y dar otro paso hacia la Copa del Rey.