El entrenador del Unicaja, Fotis Katsikaris, apuntó al arbitraje y a los errores en el tiro y los "bajones morales" del Unicaja como claves en la derrota de los malagueños ante el Valencia Basket (82-87), que les deja fuera de la próxima Copa del Rey.

"El arbitraje es un factor que nos ha afectado mucho", lamentó el técnico griego, que reconoció que su equipo se equivocó "dejando solos a los tiradores del rival, fallando tiros liberados y bandejas" ante un equipo de "la calidad y la experiencia" del Valencia Basket.

El Unicaja pasó de perder por 23 puntos a ponerse a cinco, una reacción que su entrenador valoró como muy positiva. "Hemos sacado el orgullo que tenemos para luchar hasta el final, pero nos faltó un minuto más", recalcó.

"Es una lástima porque así se nos han escapado varios partidos, tenemos que mantener una línea", continuó Katsikaris, que se refirió a los "bajones morales" que venían de los errores en el tiro, ya que "cada vez" que fallaban uno, "era más peso a la hora de defender".

"Hablaremos y veremos qué podemos hacer para mejorar al equipo", respondió acerca de la llegada de algún refuerzo en el mercado, además de lamentar la baja por covid-19 de Jaime Fernández e informó de que Tim Abromaitis, que se torció un tobillo, "es difícil que esté para el miércoles" ante el Surne Bilbao Basket.

Por su parte, el entrenador del Valencia Basket, Joan Peñarroya, valoró como "muy importante" el triunfo logrado por su equipo en el Martín Carpena, al afirmar que "ganar en Málaga nunca es fácil", aunque advirtió de que "no se puede repetir" el último cuarto que hicieron.

El técnico del equipo valenciano destacó en rueda de prensa la dificultad de vencer en el pabellón malagueño y consideró que el Valencia "empezó sin fluidez en ataque", pero "poco a poco" fue cogiendo el ritmo hasta "controlar el tempo hasta el último cuarto".

En esos últimos minutos, añadió, el Unicaja fue capaz de reaccionar y de colocarse cerca de la remontada, algo que ve como un toque de atención. "El problema es que hemos acabado el partido siete minutos antes de que se terminara, y eso no se puede repetir", recalcó Peñarroya.

Sobre los dos encuentros que aún le restan al Valencia para acabar la primera vuelta, atrasados por la situación de la pandemia, manifestó que "la prioridad" es jugar siempre y que "ojalá se puedan acabar los partidos", aunque subrayó que todos tienen la "responsabilidad de seguir lo protocolos.