La crisis de resultados del Unicaja polariza la actualidad del equipo verde, junto al brote de Covid que le ha impedido jugar los dos últimos partidos de Liga ante el Bilbao Basket y el Fuenlabrada. Cuatro profesionales de los medios de comunicación de Málaga: Juan Carlos Tirado (Canal Sur), Emilio Guerrero (COPE Málaga), Beatriz Tocón (El Español) y Juanje Fernández (Radio Marca Málaga) contestan al siguiente cuestionario planteado por La Opinión de Málaga sobre todos los temas que rodean a la actualidad cajista:

  1. ¿Es un fracaso no jugar la Copa?
  2. ¿De quién es la culpa de la actual crisis del Unicaja?
  3. ¿Está la plantilla mal hecha?
  4. ¿Fichar un jugador sería la solución?
  5. ¿Qué parte de culpa tiene Katsikaris en lo que está pasando?
  6. ¿Entiendes que la afición le haya dado la espalda al equipo?
  7. ¿Está la temporada perdida?

Juan Carlos Tirado (Canal Sur)

  1. «Es un fracaso con mayúsculas». La afición y la mayoría de la prensa lo tiene claro. Me gustaría que en el club se entienda también como fracaso no estar en la Copa porque si no es así, es preocupante. Hace solo unos pocos de años estaríamos discutiendo si era o no un fracaso el no ser cabeza de serie en el sorteo de la Copa, no el jugarla o no. Por historia y por presupuesto no estar en la Copa de Granada del próximo febrero hay que considerarlo como un grandísimo fracaso.
  2. «Hay falta de presión del club y de la afición» . Esto de ¿de quién es la culpa? es una pregunta que nos hacemos hace muchos años. Esta crisis viene de mucho atrás. Hay muchas circunstancias: mala planificación, estructura de club poco moderna, desidia de la propia ciudad... En Málaga y en el club hay falta de exigencia y eso provoca relajación. En otros equipos cuando se complican las cosas hay movimientos rápidos. Aquí nunca pasa nada. Siempre se espera al verano. La afición es magnífica, pero poco exigente.
  3. «Sigue faltando un base director y un pívot». Más que una plantilla mal hecha, creo que no se ha acertado en la elección de algunos perfiles. Este equipo sigue sin tener un buen base director, organizador. Alberto pone garra y defensa, pero hace falta un director de orquesta que es evidente que Norris Cole no lo es. No se ha acertado tampoco en el juego interior, sigue faltando rebote y otras cosas en la pintura. Más que una plantilla mal hecha, se ha fallado a la hora de acertar en la llegada de jugadores importantes.
  4. «Fichar solo un jugador no sería la solución». Como he dicho antes, fichar sería una solución, pero creo que solo con un refuerzo no haríamos nada. Hay que fichar una base que sea director de orquesta, que sea generoso y reparta juego. El baloncesto es un deporte de equipo. Y evidentemente falta como el comer un pívot que tenga carácter y se imponga en la pintura. O sea que hay que fichar como mínimo dos jugadores para buscar soluciones.
  5. «Katsikaris tiene mucha culpa, aunque la plantilla tampoco da para mucho». Un entrenador es responsable de los triunfos de un equipo y también de los fracasos. Si vemos sus números desde que ha llegado, vemos que parte de culpa de lo que está pasando la tiene él . Uno escucha su discurso y siempre es el mismo mensaje: «Tenemos que, tenemos que...» A estas alturas un entrenador no puede decir «tenemos que». Eso tiene que estar solucionado y el equipo funcionando.
  6. «Entiendo a la afición y comparto su decisión». El deporte es espectáculo. Una va a un partido a divertirse y a pasarlo bien. Desgraciadamente hace años que dejamos de divertirnos en el Martín Carpena. Al principio se trasladó el espíritu de Ciudad Jardín para ver un equipo luchador, combativo. Luego comenzó un declive que pacientemente los espectadores fueron aguantando hasta que ahora ya se han ido. Hoy ir al Palacio es sinónimo de sufrimiento y disgusto.
  7. «En ACB la temporada está perdida, hay que agarrarse a la BCL». En la competición doméstica yo creo que sí. Fuera de la Copa, hay un camino muy complicado para estar en el play off. Me cuesta decirlo, pero ni en el mejor de los sueños veo al Unicaja en un futuro en una final de Liga, que sería lo que haría ilusión a la afición. La única tabla de salvación es la BCL. Aunque sea una competición menor, ganarla sería levantar mucho el ánimo.

Emilio Guerrero (COPE Málaga)

  1. «Sí rotundo. Es un fracaso en mayúsculas». No hay que tener miedo a pronunciar la palabra fracaso. Estar en la Copa del Rey de Granada es uno de los objetivos de salida del club. Esta temporada además se ha perdido con 8 de los 10 equipos que están por delante en la clasificación y llegar a la última jornada de la 1a primera vuelta sin opciones es algo sin precedentes en la historia reciente del club. Además, esta temporada hay más descanso por la presencia en la BCL.
  2. «Los jugadores deben dar más rendimiento y el entrenador sacar el máximo de ellos». Todos sabíamos de partida que la confección de la plantilla está mal hecha. Los actuales gestores tienen su cuota de responsabilidad por no saber redirigir la situación. Pero también creo que los jugadores, con todas las limitaciones que tienen, deben dar más rendimiento del que están ofreciendo y el entrenador sacar el máximo de sus posibilidades. Ni los unos ni el otro lo están logrando.
  3. «Hay muchos jugadores del mismo perfil en las mismas posiciones». En la actual plantilla del Unicaja hay mucho talento ofensivo, pero poco talento defensivo. No vale sólo con el talento en ataque y meter muchos puntos para competir y eso está más que demostrado en el baloncesto del siglo XXI. Cualquier equipo con músculo es capaz de ganar a este Unicaja. Hay demasiados jugadores con el mismo perfil en el equipo.
  4. «Se necesitan como mínimo dos fichajes: un pívot y un exterior defensivo». Sinceramente, creo que la llegada ahora de solo un refuerzo no sería suficiente para arreglar todos los problemas que tiene el Unicaja en la actualidad. Para que el equipo estuviera mejor estructurado, como poco habría que buscar un pívot que puede generar de espaldas al aro y un jugador capaz de defender a un dos y un tres con solvencia.
  5. «Sería un error pensar que la culpa es solo del entrenador». Esperaba que Fotis Katsikaris sacara mayor rendimiento de esta plantilla. Pero sería un error pensar que la culpa es exclusiva del entrenador. La temporada pasada las críticas iban centradas en exclusiva sobre Luis Casimiro, se le cesó, llegó Malcolm Thomas para la «pintura» y el rumbo fue y sigue igual, por lo tanto, no es un problema de entrenador. Tiene su responsabilidad, pero no es el culpable.
  6. «El Covid ha restado mucho público en las gradas» . Es una situación difícil de analizar. No creo que todos los que no van al Carpena se queden en sus casas únicamente por la mala dinámica. El Covid ha restado mucho público. El hecho de que no haya abono de temporada y la comodidad del abonado de decidir a qué partido se va y cuál no, también resta público. Y la mala dinámica es lógico que reste público. Honores y mis respetos a los que sí van. A cuidarlos, escucharlos y mimarlos. El resto, ya volverán.
  7. «La temporada no está perdida». Ni mucho menos. Se ha perdido la Copa. Queda toda una segunda vuelta y una BCL que, aunque no despierte pasiones, creo que es un título que se puede conseguir. Lo que hay es que sacar todo el jugo a la plantilla y el que no esté por la labor, que se quede en el banquillo. Pero los primeros que deben transmitir eso desde el segundo 1 son los dirigentes del club y la plantilla.

Beatriz Tocón (El Español)

  1. «Es un fracaso rotundo». Por historia, por el nivel de la plantilla y por los objetivos que se había marcado el club a principios de temporada, el fracaso de no estar en la Copa es rotundo. Jugando así era imposible pensar en alcanzar ese octavo puesto que te diera el acceso para ir a Granada. Es más, el Unicaja solo le ha ganado a dos de los diez rivales que finalmente irán o aún luchan por ello. Ese dato es triste y un equipo con esos resultados no se merece ir. No sé si es más fracaso el hecho de no ir a la Copa del Rey o la forma con la que ha perdido el equipo estos nueve partidos de Liga. Por nivel habría que estar más arriba y con solvencia. Pero es la misma historia de siempre: en este deporte no importa tanto la calidad individual, sino el trabajo colectivo. No se ha conseguido y no se ha merecido.
  2. «Culpa repartida». La culpa no es de una sola persona. El equipo está así por una acumulación de errores deportivos y extradeportivos de varios años. El respaldo económico es menor, no se ha fichado bien y tampoco se han sabido encontrar soluciones a los problemas que han ido surgiendo. Se han marchado jugadores válidos, se han ido muchos que no se han utilizado bien y han venido otros con nombre, pero que no eran necesarios. Son tantos frentes abiertos que ni ellos mismos saben por dónde empezar.
  3. «Sí y no viene de ahora». En verano se sabía que se necesitaban un base generador, un alero físico y un pívot atlético y defensivo. A excepción de Barreiro, ninguno de los fichajes cumple con lo que se pretendía. Supongo que Norris Cole llega siendo lo mejor que ofrecía el mercado en agosto, pero no es ese jugador que reparta juego. Con el pívot, ¿ha cumplido Micheal Eric con lo que se le exigía?... No. ¿Tiene esta plantilla más talento que la anterior? No lo dudo. ¿Son esos fichajes los que necesitaba el equipo? No.
  4. «Veo necesario fichar». El talento de la plantilla y su capacidad de hacer buen baloncesto no se reflejan en la clasificación. Fichar un jugador no te soluciona todos los problemas. Alguno puede tapar. Pero si se acierta creo que al equipo le cambiaría la cara. El base generador o el pívot debe llegar. Quiero seguir creyendo que estos jugadores valen más de lo que han demostrado. Veo necesario que alguien llegue y que no sea una tirita, sino que sea alguien con vistas de futuro, para quedarse más años. Habrá que acertar.
  5. «Katsikaris, como todos, tiene culpa». Entiendo que el equipo no está plenamente confeccionado por él. Hay muchos jugadores atados al club por sus elevados salarios y si por ellos no llegan ofertas… contra eso no se puede luchar. Ahora bien, el equipo juega a lo que entrena y ahora no se juega a nada. Tampoco ha encontrado soluciones. Ha cambiado los roles de los jugadores y muy pocos han tenido estabilidad. ¿Tiene mejores jugadores Manresa o Breogán? No, pero juegan al baloncesto que da gusto.
  6. «El Factor Carpena es muy importante». No entiendo que la afición le haya dado la espalda al equipo, pero es verdad que el equipo no hace mucho por recuperarlos. Al final, solo las victorias lograrán que el público se vuelva a enganchar. Pienso que la afición no es consciente de lo necesaria que es para este equipo. Si el público cree, los jugadores creen. Pero visto lo visto, si pienso con la cabeza y no con el corazón, entiendo que haya gente que salga del Carpena y exprese que no quiera volver en un tiempo.
  7. «La temporada no está perdida».  El Unicaja ha fracasado estrepitosamente en un objetivo, pero aún tiene dos por cumplir. Por respeto al escudo y a la historia. En la Champions hay que alcanzar la Final Four. La Liga Endesa es otra historia, es una prueba de fondo y ahora el equipo marcha en desventaja. Pero no gana quien haya salido mejor, sino quien llegue en mejor forma al final. Están obligados o en el mes de abril estarán todos sentenciados.

Juanje Fernández (Radio Marca Málaga)

  1. «Es un fracaso rotundo». Por varios motivos. La Copa te puede permitir hasta maquillar una temporada en un buen fin de semana de baloncesto que te da un título. Que sea en Granada era una gran oportunidad para enganchar también a la afición, dándole una buena alegría, viajando a una ciudad cercana. La manera de no clasificarte, también ha sido dura porque aunque se han hecho muchas cuentas, lo cierto es que se escapó la opción hace muchas jornadas, casi desde diciembre o incluso antes.
  2. «Un 75% de jugadores y entrenador y un 25% la directiva». Como en todas las crisis, no hay solo un culpable. Podemos empezar por los jugadores, que tienen nivel, pero que no dan la talla como grupo. Juegan como 5 jugadores sueltos sin tener conocimiento los unos de los otros. Katsikaris no termina de dar con la tecla porque tiene plantilla para hacer algo más. Y la dirección deportiva no ha fichado en algunas posiciones que desde hace tiempo se ve que hace falta reforzarse.
  3. «Hay un evidente desequilibrio en la plantilla». Falta físico y sobran jugadores que quieren ser estrellas. No es tanto la posición que ocupan, sino el rol. El Unicaja tiene exceso de jugadores que necesitan ser protagonistas para hacerlo bien y faltan jugadores que estén dispuestos a asumir el rol de jugador de una «presunta» unidad B. Falta un pívot contundente y esto es algo que tampoco es un problema nuevo. Viene ya del pasado.
  4. «Solo un fichaje no sería la solución». No tengo claro que fichar sea la solución, sobre todo si hablamos de el fichaje solo de un refuerzo. El Unicaja necesita algo más que un nuevo jugador. Necesita cambiar su idea del baloncesto que juega y la idea de la plantilla que quiere formar. Y para eso creo que haría falta la salida de tres o cuatro jugadores y el fichaje de tres o cuatro jugadores. Y esa revolución no creo que se vaya a hacer en mitad de la temporada. Si acaso llegará ya el próximo verano.
  5. «No es el principal culpable». Sí tiene una parte importante de culpa. Creo que tiene una plantilla para jugar mejor al baloncesto. Ha tenido un año y no ha implantado su estilo. Solo funciona el equipo si mete triples. No es el principal culpable, no tiene toda la culpa, pero es verdad que el foco no está sobre él. El Carpena no le ha pitado, no ha estado discutido como otros y eso le permite trabajar más tranquilo, pero no termina de aprovecharlo y prueba de ello son esos bandazos en algunas ruedas de prensa.
  6. «Rotundamente sí entiendo a la afición». Entiendo que le haya dado la espalda al equipo, entiendo que haya desilusión, que no haya apego a un equipo que ha ido, poco a poco, dando pasos hacia atrás. Parece que ahora va a intentar arreglar las cosas con su gente, con su pasado. Lo que pasa es que el daño ya está hecho. Que la afición vuelva al Carpena y se vuelvan a enganchar no va a pasar de la noche a la mañana. El Covid también ha tenido que ver en la ausencia de afición en el Carpena.
  7. «Sí en la ACB, el esfuerzo debe ponerlo en la Champions». Fuera de la Copa y con este promedio de victorias y derrotas, salvo cambio radical, el Unicaja no va a estar en el play off. Y si está como séptimo u octavo, no tendrá ninguna opción ante Real Madrid o Barça. El esfuerzo hay que ponerlo en la BCL. Creo que falta físico para ganarla, pero no podemos dar la temporada por perdida. Si se deja ir el equipo, el fracaso sería ya estrepitoso.