El Unicaja Baloncesto confirmó este sábado oficialmente que ha llegado a un principio de acuerdo con el jugador Devin Williams para que se incorpore a la plantilla del equipo hasta final de temporada, a expensas de superar el reconocimiento médico a su llegada a Málaga. El nuevo jugador del Unicaja es un pívot de 2.06 m. y 27 años que inició la presente temporada en las filas del Bahçeşehir turco.

El propio club de Los Guindos define al nuevo jugador de la plantilla de Fotis Katsikaris como "un jugador que se caracteriza por su gran potencia física y capacidad para anotar cerca de aro, además de tener una buena lectura de juego que le permite dar pases de canasta a sus compañeros".

Formado en la Universidad de West Virginia, cuenta con experiencia en diversos países.Tras su etapa universitaria jugó en Australia, en las filas del Melbourne United, en la G-League norteamericana con los Maine Red Claws y en Puerto Rico con Vaqueros de Bayamón. A partir de la temporada 2018-19 da el salto a Europa, primero a Turquía, al Demir Insaat Buyukcekmece Basket, donde su buen papel (17.7 pts de media) le llevó ese mismo año al Buducnost montenegrino donde disputó la Euroliga. Allí coincidió con Norris Cole, a las órdenes de Jasmin Repesa, ex entrenador del Unicaja.

El Tofas Bursa turco fue su siguiente destino donde fue uno de los mejores jugadores de la 7DAYS Eurocup y de la liga turca. Así, sus números en la competición otomana fueron de 15.4 puntos y 7.5 rebotes, mientras que en los 16 partidos de la competición europea sus medias fueron de 15.1 puntos, 8.1 rebotes y 18.1 de valoración. En esa temporada fue rival del Unicaja en la segunda fase de la competición continental.

Tras su experiencia europea, la pasada temporada emprendió la aventura asiática, jugando en China y Corea del Sur. Esta temporada 2021-22, la inició en las filas del Bahçeşehir turco, pero problemas físicos ya resueltos le habían impedido tener continuidad y el pasado 31 de diciembre se convirtió en agente libre.

Como dato anecdótico, Devin Williams es internacional con Estados Unidos, disputando con su selección las ventanas FIBA del año 2019.

El jugador, si los enlaces aéreos no lo impiden, llegará a Málaga el lunes, donde será sometido a un reconocimiento médico que, si supera satisfactoriamente, le convertirá en jugador del Unicaja. De cara al partido del martes contra el Cluj de Rumanía, el primero del Top 16 de la Basketball Champions League, su presencia está casi descartada ya que no tendrá tiempo material de poder realizar ningún entrenamiento con sus compañeros antes del partido contra los rumanos.