El jugador Devin Williams no podrá incorporarse al Unicaja finalmente, ya que no ha superado el reconocimiento médico que se le ha realizado a su llegada a Málaga, un requisito necesario para hacer efectivo el contrato entre las dos partes.

En vista de los resultados obtenidos en las diferentes pruebas realizadas, los servicios médicos del Club han determinado que el jugador no es apto para formar parte de la plantilla del Unicaja, y por tanto su contrato no podrá entrar en vigor al incumplirse la condición de superación del reconocimiento médico. 

El club ha comunicado al jugador esta circunstancia y que, "lamentando mucho la situación" y como estaba previsto en el acuerdo, Devin Williams no se incorporará a la disciplina del Unicaja.

Desgraciadamente esta historia no es nueva en el conjunto verde, que el pasado verano vivió un episodio similar con la frustrada llegada del base italiano Marco Spissu. El jugador del Dinamo Sassari llegaba a la Costa del Sol un miércoles y ese mismo jueves se sometía a un reconocimiento médico que no superaba a causa de una artrosis precoz en las caderas, por lo que el club de Los Guindos decidía abortar la operación.